Traductor

29 de abril de 2017

12 SOLES: JABÓN para el VERANO

Esta entrada debería ser la última de la lista que tengo esperando en "Borradores" pero he pensado que igual para cuando le tocara, ya habría pasado el verano, y no puede ser, éste es un jabón para antes, durante y después del verano!!! Y quizá os apetezca probarlo, elaborarlo... :D

Me gusta ponerles nombres a los jabones, bautizarlos, en primer lugar para identificarlos y en segundo lugar para que su nombre represente su personalidad.

A éste le he bautizado con el nombre de 12 soles porque está elaborado con 12 aceites que son realmente unos soles por sus beneficios y las propiedades que aportan sobre todo en este caso que es un jabón orientado a preparar pero también proteger, calmarreparar nuestra piel castigada con el sol del verano, a la vez que ayudará a mantener el bronceado.

Quizá debería decir que son 13 los soles que lo componen, pues aparte de los aceites vegetales lleva buena cantidad de aloe vera y es otro sol que bien merece su lugar, pero como la he utilizado para sustituir el agua para diluir la sosa, no creo que quede mucho de ella aunque estuviera medio congelada, y me he limitado a centrarme en los aceites.



Así quedaron los jaboncitos:




No quedaron perfectos porque llegué a la traza casi inmediatamente, como si hubiera puesto mucha cera, y éso que ni cera ni fragancia ni nada, pero bueno, igual serán unos jabones geniales. En un par de usos todo se redondea y queda suavizado el acabado. :)

El caso es que tuve que elaborarlos con un sobreengrasado bajo (S.E. 3%) porque el acondicionado final me salía en los cálculos de la calculadora (la antigua) que pasaba de los 60 y claro, había que ir jugando con las cantidades y tal, debía reducir ese 60 tan alto.

Al final los índices o valores resultantes según la calculadora son los siguientes: 

En calculadora antigua de Mendrulandia.


Según calculadora nueva:


En calculadora nueva, hay variaciones. Me sorprende el acondicionado.
Atención que las casillas no están dispuestas igual que en la antigua.

En ambos salen unos valores más que estupendos, no lo véis así? Qué mejoraríais? Yo lo tengo claro, el próximo será igual pero subiré un poquito el % de S.E. (sobre-engrasado), creo que en la calculadora antigua fallaba el cálculo en el S.E., hay mucha diferencia y se supone que la nueva calcula mejor... ainsss....qué lío...




Yo creo que no están mal los índices finales de sus características, rozando los 50 en todos sus apartados, y como los he probado ya os puedo decir que quedaron muy emolientes, espumosos y deliciosos excepto por un pequeño detalle que os cuento más tarde.

Trazó tan rápido, que hasta mientras llenaba los diferentes moldes iba gelificando y en fin, la pasé algo mal, pues en mis principios yo trabajaba con bastante cera porque me preocupaba la conservación del jabón en mi zona, con mucho calor y mucha humedad, y  había que meterse prisa o no podías trabajarla, ni podías echarla fácilmente en el molde. 

Aquí pasó como si hubiera usado cera de abeja también, sin echar fragancia ni nada que acelerara la traza, apenas pude jugar con la masa y llegué a tiempo justo de clavarle unas figuras veraniegas que tenía para esta ocasión (barquitos, estrella de mar, concha) y otras variadas de otros jabones. Pero temía que ni se llegaran a pegar al jabón, de lo raro que estaba el jabón.... es que nunca me había pasado tampoco!


Pero así me ha ido y así lo cuento.





Como lo veía venir, si lo acabé antes de cenar, ya al día siguiente eché un vistazo. Estaba más duro que...! Apenas habían pasado 12 horas! Y no dudé, me puse a cortarlo inmediatamente. Opté por el cortador ondulado para darle algo de vidilla ya que aparte del color el pobre no lucía nada.

Estaba muy duro pero por suerte aún se dejaba cortar. Aunque el cortador ya se desviaba, de ahí los recortes finos que se ven en la foto para rectificar el acabado torcido. Pero bueno, menos mal, quedó un jabón duro y más o menos presentable.

Tampoco es que fuera a hacer un gran trabajo creativo con él, pues cuando los hacemos muy bonitos a la gente les da pena utilizarlos y luego se les estropean en el fondo de algún cajón o cogen polvo en un estante... ( a mi me pasaba, antes de elaborarlos yo misma)

Menos mal que mi intención inicial ya era hacer unos jabones simples, para usar sin remordimientos. 
Soló rallé trocitos de jabón amarillo que tenía, por hacer algo y el color le pegaba, pero apenas se aprecian unas simples líneas o manchas más amarillas cuando se fundió por el calor del proceso...  ><  

Si hasta le medí el ph cuando lo corté! me pareció que ya estaba tan "hecho" como si lo hubiera elaborado en caliente, cosa que nunca he probado pero mi intuición me lo decía.





Mi sorpresa cuando vi que me marcaba sólo un 7,5 - 8 de ph  ! A las 12 horas y poco más! Estaba claro, se había hecho en caliente. Recordé que no tomé la temperatura de la "lejía" confiando en el aloe congelado... no sé realmente, supongo que la "lejía" estaba más alta de lo que yo creía cuando la eché al aceite. Por ello me trazó tan rápido y estuvo hecho el jabón en un plis!

Porque estoy tan segura? te cuento, te cuento... 






Llegué a probarlo en mis manos! Sí, antes de las 24 horas! Me lavé con uno de ellos y no picaba ni nada.!  

Y observé 3 cosas: que está superbien de espuma y que a pesar de obtener más de kilo y medio de jabón, me pasé con el neem (con sólo 30 grs. y me pasé!!! huele demasiado a neem..oh-my-god! ) y me pasé con el extracto oleoso de zanahoria (con sólo 70 grs.!!!); hay que usarlos aún menos, apenas nada, porque uno no perfuma agradablemente que digamos y el otro tiñe el agua de amarillo, aún en tal cantidad de jabón total! 1,7 kilos y aún así... 

Lo peor es el olor a neem :-/  Ya no me vi capaz de regalarlos, la gente no los usaría con ese olor tan fuerte! Se me ocurrió meterlos en el horno un par de horas y al menos pintarlos con fragancia de jazmín (dulzón) para contrarrestar el neem, deseando que al menos absorbieran la fragancia y las destinatarias no los rechazaran, pues ya podéis comprobar en la fórmula que son un buen regalazo!

Ya fríos quedaron casi iguales que antes de meterlos a hornear aunque algo más oscuros, pero decentes. Y el perfume a jazmín se nota. Lo que no sé es qué pasará tras varios usos... como siga notándose tanto el neem... la gente dejará de usarlos por muy bueno que sea el jabón, que una valora este mundillo natural con entusiasmo pero pocos somos así, les da igual y si encima huelen "mal" o "raro"... ya os lo podéis imaginar. Por mucho que les explique, no sé yo.


Sólo espero que el neem se vaya volatilizando con el tiempo porque resulta fuerte de veras en esta última compra, es el virgen ecológico.



Os dejo ingredientes:

- azúcar
- sal (x aloe)
- aloe vera (3/4) + leche de avena (1/4) 
(sustituyendo toda el agua)
- sosa cáustica
- aceites vegetales 
(de más a menos):

  1) coco
  2) m. cacao
  3) m. mango
  4) oliva virgen extra
  5) sésamo
  6) girasol 
(del extracto oleoso zanahoria)
  7) argán
  8) germen trigo
  9) lino
10) borago
11) neem (virgen eco)
(por su particular olor, aconsejo rebajar cantidad o sustituirlo)
12) pepita uva

- vitamina E 


Y abajo la fórmula al detalle en la calculadora antigua de Mendrulandia



Observad que no están añadidos el aloe, la leche de avena, la sal ni el azúcar porque iba todo junto, en lugar del agua, sustituyéndola al completo. Ni la vit. E, puesta casi al final.

Tenía un total de 334 gramos de jugo de aloe, pues el resto hasta 410,10 gramos (casilla agua) fue de leche de avena. Nada de agua líquida. Quizá por ésto, por falta de agua clara o más líquidos (el aloe es más espeso) o por la sal, o por ambas razones, se trazó tan rápido...quizá...?

El caso es que como el programa no resta los ingredientes-aditivos líquidos de la casilla del agua, nunca los pongo y así no afecta al peso total y otros cálculos, sólo tenerlo en cuenta. Así como que si modificáis el neem o lo sustituís, muchos datos cambiarán. Cuidadín!

Lo de que no se restan los ingredientes líquidos....creo que es algo que debería mejorarse de esta herramienta tan generosa y útil, pero no deja de ser un gran y noble invento

Por primera vez, ahora que tengo ocasión ya que este blog va por otros derroteros más subjetivos y explicativos, le doy las gracias a Mendru, a su blog Mendrulandia, y a sus colaboradores altruistas, con los que hemos aprendido tanto enriqueciéndonos nuestras vidas con sólo leerlos.

:D




2 comentarios:

  1. Bon dia, la Currais súper; està per degustarlos.- A part de les fragàncies i altres, li poseu una bona dosi de PASSIÓ.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Víctor! Tanta pasión como tú también le pones en aprender mil cosas y todas diferentes! Pero el escribir en catalán... copiaste del traductor, verdad? :P Gracias por tu tiempo, amigo. :D

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario, nos anima a seguir el saber que estáis ahí !!! :-)