Traductor

30 de mayo de 2017

OTRA IDEA que te encantará.

Hace poco compartí unas ideas-consejos para aprovechar más y mejor los jabones artesanos en el aseo personal a la vez de reutilizar y/o reciclar. Y os dejé una pequeña pista del que os traigo ahora. Reparasteis en ella? :P

Os cuento...

Para mantener seco el jabón entre usos... sabéis qué descubrí yo? 
Resulta que cada vez que compro coco entero, acabo guardando su cáscara si se rompió bien. O cuando he ido de restaurante y he comido de postre coco helado (el que va con media cáscara de coco auténtico), también. Y así llegué a apilar unos cuantos medios-cocos incapaz de tirarlos y esperar a darles algún uso.
Serían ideales para hacer velas, ultilizarlos como soportes, pero claro, en realidad son madera y nunca lo he probado por miedo a que prendan fuego! no soy tan aventurera...jeje




El caso es que hartita de verlos se me ocurrió utilizarlos como jaboneras para mis jabones porque como somos 5 en casa y cuando no se ducha uno lo hace el otro o nos lavamos mucho las manos y tal, sobre todo yo, pues mi jabonera de gres blanco y la de madera, por muchas ranuras y montículos que tengan acababan "sucios" de jabón pegado. En mi cuarto de baño no hay respiro y no llega el sol, así que no llega a estar sin humedad en el ambiente casi nunca. Quizás sólo en verano, pero es que en verano aún  nos duchamos más... ><




Probadlo y veréis que el coco (la cáscara) absorbe bien la humedad del jabón y no se encharca (a no ser que sea un jabón con mucho sobreengrasado y ensucie más al roce, pero seguro que le va bien también) y entre usos no veo restos de jabón pegado al coco!. Hablo de la pastilla de jabón al desnudo, sin malla alguna.


Fijaos como apenas no hay restos de jabón artesano! sólo unas pequeñas humedades lógicas donde roza el jabón acabado de usar.

¿Sabíais que la fibra de coco (en el exterior de su cáscara) no se pudre y puede permanecer intacta más de 100 años? Lo vi en un documental donde lo usaron hace tropecientos años para filtrar el agua de mar en unas canalizaciones subterráneas que conectaban el mar con pasadizos secretos bajo tierra para proteger un tesoro que a día de hoy aún no han encontrado...resulta que había trampas que inundaban de agua del mar los túneles si no sabías por donde ibas, para impedir el intrusismo. Qué os parece? 

Pues me acordé de ello y lo probé. Y funciona bien. Actualmente, tengo dos, uno en el baño y otro en la cocina. ;)






Con malla de ajos, al ser agujeros pequeñitos y juntos, los trocitos de jabón se secan peor entre usos y debería colgarse pues se quedan reblandecidos los pedacitos y en jabonera no secan,  pero sigue siendo una idea práctica.



27 de mayo de 2017

MI SANTO GRIAL !!!! (Sobre champús sólidos)

Por fin os voy a compartir cuál era mi Santo Grial (aunque en realidad encontré 2 tesoros, más abajo te lo cuento): 

los tensioactivos

El SCI y el SCS (sodium cocoyl isethionate  y sodium coco sulfate, respectivamente) son los principales o los más usados - creo yo, de momento, mientras yo no aprenda más sobre este asunto- en los champús sólidos.

Los tensioactivos son los que hacen la magia en nuestros cabellos, y otros productos, pero yo sólo ansiaba conseguir elaborar un buen champú y por fin descansar de los industriales y ahorrarle al planeta muchos envases plásticos.

Actualmente ya se pueden encontrar muchas recetas de champús sólidos con tensioactivos que son, para mi gusto, los que mejores resultados dan. Y hace como 2 y 3 años ya había gente que los elaboraban, yo no he descubierto ni he inventado nada sólo que los buscadores (Google, blogs, etc) no me llevaban hasta ellos, sólo encontraba champús sólidos con el método en frío usando sosa y éstos ya no me interesaban, no me gustaba cómo funcionaban ni sus resultados, tanto en los que intenté yo misma como los que fui comprando a otros.

Y bueno, los tensioactivos suenan raro y suenan a químico total... quizá por ello no me fijé en ellos? puede ser.

Pero resulta que no, que son derivados del coco, al menos éstos que menciono en esta publicación. Clicando en cada uno de ellos arriba, te llevo a conocerlos. Te sorprenderán. Su espuma, sus propiedades y también su precio, son asequibles.

Los enlaces te llevan a la página de Aroma Zone (tienda web) y están en francés pero es donde he encontrado una información muy completa sobre ellos.

Una observación básica en la que la mayoría coinciden: el SCI es más suave que el SCSY en general, todos coinciden en que para un buen resultado es mejor combinar ambos al 50% (misma cantidad de uno y otro). 

Según la finalidad que se busca se pueden variar sus proporciones pues por ejemplo en el caso de cabellos grasos es mejor usar más cantidad de SCS que de SCI. Y si es para cabellos delicados o pieles sensibles como los bebés pues mejor aumentar el SCI o incluso usar sólo éste.

Creo que es un buen dato a tener en cuenta. Las explicaciones más completas y didácticas ya no me corresponden. Sólo me pronuncio en términos básicos y generales y basados en mi experiencia autodidacta buscando información y en mi experiencia usándolos. Para profundizar hay que perderse por la red y buscar en gente más experimentada.  ;)

--------------------------********------------------------------

No sé si debería decir que más bien encontré 2 Griales! pues otro descubrimiento que he encontrado en esta búsqueda casi obsesiva del Grial de los champús sólidos es la existencia de:


 las plantas ayurvédicas

Bien merecerían otra entrada independiente, pero si no, no avanzo...

El ayurveda es una ciencia muy antigua y supone una filosofía y un estilo de vida muy espiritual. Pero os dejo enlace donde lo explican pues yo me considero muy espiritual pero desconozco este tema, sólo busco las propiedades de las plantas.


También me fue interesante descubrir que además de la saponaria, también algunas de las plantas ayurvédicas tienen la cualidad de crear espuma, tienen saponinas, cosa que es un tesoro en el mundo jabonil, obviamente. Obtener espuma de forma totalmente natural, es lo más.

No obstante, combinadas con los tensioactivos SCI y SCS pues no veas qué lujo de espuma y de calidad en el resultado, una experiencia total en nuestro aseo personal.

Y ... bueno, bueno.... la verdad que son una pasada! Tanto unos como las otras, pues las plantas ayurvédicas también tienen otras virtudes nada despreciables para utilizar en champús, cremitas y jabones varios.

Aunque ya se empiezan a ver estas plantas por fin en las tiendas on line como ingredientes cosméticos, saber que existe una gran variedad y son de variado coste, unas más asequibles que otras pero se pueden aprovechar/amortizar muy bien, aparte de ser totalmente naturales y beneficiosas por sus cualidades.






Estos piezas no salen estéticamente apetitosos pero a mi me parecen muy guapos...  qué cosas, no?

No os perdáis próximas entradas con varias combinaciones/recetas de champús sólidos.


Tenéis que probar estos champús! No volveréis a usar los botes del super. Además de ponernos a nosotros mismos nada dañiño o casi nada, le evitamos al medio ambiente muchos envases plásticos que no está nada mal.
;D

15 de mayo de 2017

TRUCOS NUEVOS / CONSEJOS ÚTILES.

En una de las pestañas del blog empecé a comentar algunos truqui-consejos... Pocos hasta este momento pero... "nunca es tarde si la dicha es buena" y aquí os traigo otro.

El reciclaje y reutilizamiento de lo que se pueda son dos vicios que van con la gente como yo, que prefieren lo más natural posible, que les molesta encontrar latas de refresco y un largo etc en las playas o en el campo, que les gustaría no tener que preocuparse por la falta de civismo, en pro del medio ambiente, puesto que ya debería ir con todo ser humano el no hacer ciertas cosas y el pensar en el prójimo, en el futuro del planeta....y bla, bla, bla... 
Sentido común! que poco común llega a ser el pobre.... ainssss...

Yo, hago lo que está en mi mano. Podría hacer más? Sé que sí. Pero pongo mis granitos de arena en lo que puedo que no sea muy complicado. Y en mi casa tengo algunos ejemplillos: 

Si no se te había ocurrido antes y te gustaría solucionar las siguientes situaciones, eres la persona adecuada para leer hasta el final este post:

1) Se te resbala la pastilla de jabón en la ducha? 

2) o en el lavabo?

3) o quieres que tu jabón artesano haga más espuma?

4) Cómo aprovechar hasta el final los restos de jabón o cuando una pastilla de jabón ya se nos ha quedado pequeña y se nos cae todo el rato de las manos pero que aún puede dar de sí muchos días.... ya sabréis de qué hablo, a que sí? :)


La solución es usar una malla de cebollas, patatas, ajos, etc. y meter tu pastilla de jabón artesano dentro; o uno ya muy usado y se ha quedado chiquitín; o varios trozos (grandes o pequeños) por si aún no lo sabías!

Como en casa usábamos esponjas-flor de malla plástica para ducharnos, hace tiempo que se me ocurrió ésto.



Diferentes colores, uno para cada miembro de la familia que usan pastillas de jabón.



Imagen tomada de Google

Se desata el cordón que hay en medio y la flor se convierte en un largo tubo de malla que tendrás que cortar lo suficientemente largo porque luego harás varios nudos para que no se salga la pastilla o pastillas (cuando se van quedando pequeñas) que meteremos dentro del tubo de malla.




Con este calibre de malla de la foto (sirven mallas patatas, cebollas, etc.) el jabón se mantiene aireado y seca bien entre usos, no se encharca, no pringa = no ensucia la jabonera. 

Eso sí, yo además los tengo en un estante rejilla en un rincón de la ducha, colgado en la pared. Siempre pensando en favorecer su ventilación y capacidad de secarse. 

También pueden colgarse en el grifo o en un gancho si tus estantes son ciegos (sin agujeros o rejas). 

Vamos, que las mallas son un chollo para nuestros jabones.

El calibre de malla de los ajos, en cambio, sólo lo aconsejo para piezas grandes para que estire la malla y la mantenga con los agujeros abiertos para que pueda secarse la pieza entre usos, ya que para los restos o trozos pequeños que no estiran la malla lo suficiente, hacen que los agujeros no se abran y sean como una malla más bien ciega (sin agujeros, o tan pequeños que no permite aireción y secado) con la consecuencia de encharcamiento = jabón pastoso = jabonera siempre sucia y pastosa de jabón.

Con la malla de los ajos, hay que añadir 2 observaciones:

1ª) Si es un trozo solo quizá no haga falta hacer ningún nudo, puesto que la malla se incrusta en el jaboncito húmedo y ya no suele moverse de ahí, cosa a favor. 

2ª) Que al no secarse tan bien y ya estar pastosillo pues también te lo repartes enseguida por las manos y hace espuma más pronto, con lo cual gastas menos agua :P




Quien no quiere ver el vaso medio lleno es porque no quiere, je! 






Las mallas tienen otra ventaja: al ser plástico evita el moho y favorece el secado más rápido que una esponja. 

No cortar demasiado corto el trozo de tubo de malla, más vale que sobre. Una esponja-flor da para varios trozos de malla.

Yo uso de diferentes colores para cada uno de los habitantes de mi casa que usan mis jabones en su aseo personal. 

Mi madre no acaba de encontrarle el punto, además es muy delicada ella y dice que le rasca demasiado, prefiere el gel líquido y con chuf-chuf  ;( Pero no rasca tanto, o no tanto como para que moleste, ya dependerá de la sensibilidad de cada un@.

Tampoco debo olvidarme de la cualidad exfoliante del invento, pues la malla rasca con la intensidad que uno quiera, frotando más superficialmente o apretando más, no como las esponjas sintéticas o naturales, que más inocuas no pueden ser... (y se llenan de pelos atrapados difíciles de sacar a veces...).


El caso es que esta idea-consejo tiene muchas ventajas frente al único inconveniente que es que se escurren los nudos cada tres o cuatro usos. Hay que hacer varios nudos, y tranquil@s, no molestan; más bien al contrario, te ayudan a sujetar el invento. Según como lo ates, puedes crear como un asa y meter la mano ahí (agarrando el jabón), haciendo que su uso sea aún más cómodo y muy práctico.

También podríamos confeccionar saquitos o bolsitas con las mallas, o coserse una vez metido el jabón pero si queremos reutilizar la misma malla, no sé yo, porque supongo que el hilo puede desgarrar la malla; además de que ese hilo cosido si es de algodón o no es plástico o 100% nylon podría enmohecerse con el tiempo o ser un nido de bacterias, lo de coser no lo aconsejo.



Resumen de ventajas de este truqui-idea-consejo:

Higiénico.
Barato.
Duradero.
- Versatilidad (en colores y montaje).
- Exfoliante.
Reutilizable.
- No se te resbala el jabón.
- Se multiplica a tope la espuma. Supongo por la fricción entre malla y jabón. Os sorprenderá este descubrimiento.
- Podrás usar a la vez las propiedades de dos o tres jabones a la vez que te apetezca usar juntos.
- Podrás aprovechar hasta el final esos jabones usados que se han quedado pequeños con los usos.

Qué se puede pedir más?






;D



7 de mayo de 2017

CHAMPÚ: Buscando mi SANTO Grial !






Ya comenté que mi obsesión por saber elaborar un champú sólido perfecto desde principio a fin se convirtió en una búsqueda intensiva como si fuera el santo Grial.

También os he comentado que el único que cumplía con los requisitos era uno que compré en una tienda que estaba hecho de forma artesanal. Hacía mucha espuma y te dejaba el pelo suelto, no áspero ni apelmazado como con los artesanos normales. 
Elaborar un champú así se convirtió en el Grial de todos los Griales!  ><



Mi primer champú, mejorado con el ácido cítrico me tenía muy contenta, pero seguí investigando, no era perfecto. Era cuestión de tiempo encontrar qué le faltaba. 

No podía ser que nadie tuviera publicado nada al respecto! Ni que yo fuera tan torpe que no encontrara la palabra adecuada para meter al buscador...! Aún sigo sin explicármelo.

Pues bien... al principio no entendía porqué sólo encontraba fórmulas y experiencias con champús sólidos hechos con sosa, cosa que ya no me interesaba; ni siquiera en páginas de venta encontraba, para comprar para usar nosotros, champús sólidos naturales alternativos a los de sosa...pero por fin encontré un sendero que me haría llegar al camino correcto! 

Descubrí unas plantas muy especiales y unos cuantos blogs en los que se hablaba de champús sólidos utilizándolas, entre otras tantas cosas también muy interesantes.

Y una cosa llevó a la otra y ahí estaba el misterio resuelto!

Al principio cuando me aficioné a jabonear con la sosa, todos los ingredientes en tiendas o posts con fórmulas y comentarios con palabrejas bien largas, bien en siglas, que vete tú a saber qué significarán, no me atraían, todo me sonaba a artificial, lo contrario a lo que yo buscaba. Y pasaba de leer más e incluso de leer qué eran o sus propiedades. No me interesaban.


Tiempito después encontré el truco. Pero ésta será otra entrada, aunque quizá a estas alturas ya sabréis o sospechéis de qué estoy hablando. No he descubierto un continente nuevo! Ni he inventado nada! De hecho ahora ya veo gente que hace dos o tres años que lo conocen y me sorprende que don Google no me llevara antes a ellas.  Pero qué alegría por fin!    :P


Yo sólo aspiraba a conseguir un champú sólido y también uno líquido, para surtir a mi baño y que sirva para mi gente, pues unos por adultos y otros por peques, no es que sean dados a valorar lo desconocido, son conservadores-tradicionales o son más comodones con el chuf-chuf de la tienda o disfrutan con la gran espuma de los geles industriales.... y me gustaría que se pasaran al mundo natural en este apartado de higiene por lo menos, pues por creencia personal es de lo poco que puedo controlar yo, ya bastante nos intoxican por todos lados. 

De ahí mi gran interés en encontrar algo que les valga, les guste y sobre todo, que lo usen!      

Porque les cuesta, no se dejan convencer del todo, no se acostumbran, pero también esta situación ha sido mi motivación para ir aprendiendo más y mejorando lo que ya sé, ya que este mundo aparte es tan variado como extenso, cambiante e innovador.

Nos vemos!