Traductor

19 de septiembre de 2018

Cubo 3D de jabón: decorativo y práctico



Desde que vi en  un programa de la tele unos cubos gigantes de unos jabones que tenían toda la pinta de ser de Alepo para decorar un baño, no tenía otra cosa en la cabeza que hacerme unos cubos iguales, en aspecto al menos. No aspiraba a más. No veía el día en que los usaría en mi ducha (y los luciría en mi cuarto de baño).




El caso es que como tenía aceite de coco y manteca de mango con fecha próxima, me propuse aprovecharlos a tiempo y hacerme unos supertacos de jabón que me serían muy útiles y muy prácticos a la par que muy decorativos. :P

Para ese color viejuno y tan rústico ya tenía aprendida la lección con una fragancia a flor de algodón que aún me quedaba de mis viejos tiempos, que olía genial a floral fresquito pero que por la vainilla en su composición (según el vendedor) me oscurece tanto el jabón y va perdiendo intensidad con el tiempo pero con un color más feo pero que para este caso le irá genial. Parecerá de esos jabones artesanos antiguos y viejos, como los de Alepo. Sólo que no en tonos verdosos. Pero serán lo más en mi baño.

Además usé esas piezas color claro para decorar, que quedaron irregulares en su día y que llevan aceite de Argán. Por lo que enriquecí la pasta nueva para los cubos con más aceite de Argán y con aceite de algodón.

Pensé que sólo tendríamos que depositarlo en la rejilla a él solo y pasarle la esponja húmeda por encima. El jabón ya no se resbala de la mano  porque ya no hay que cogerlo ni resulta torpe ante las curvas de nuestro cuerpo. Obvio, no?...jjjj....

Aprovecho para recordaros un truqui-consejo para usar jabones artesanos (y otros) sin que se os caiga de la mano constantemente en la ducha (y en la bañera).

No me fue fácil encontrar un molde. Improvisando, como casi siempre, acabé con la caja de un mini-puzzle que tengo hace muchos años y que no tenía el tamaño perfecto pero tenía la forma correcta (el cubo de encima). Las otras las enmoldé en el molde de madera para barras de siempre. Tampoco es mala alternativa pero  ahí los cubos quedan más pequeños.





Y a falta de maderas, cartones duros, y utillaje para bricolajear y tal, me conformé con las cajitas, pues tenía dos!. Las forré de gomaespuma cortada a medida y ... "et voilà!"...


Como eran para mi porque eran un experimento, aproveché y metí todo lo que pude: bolas de restos de otros jabones, rallé otros tantos restos de jabones antiguos de colores... y me salió este poupourri genial. Se aprecian bolas en la foto de arriba y cubitos de jabón diferente en la foto de abajo, pero también metí ralladura de jabón de otros colores que apenas se ven pero que una vez lleguemos a todos ellos alegrarán la vista. Será además, un jabón muy divertido!.





Me encanta este formato. A ver si me bricolajeo un molde un poco más grande o encuentro algo que me sirva porque también es un formato muy chulo para regalar. Aunque hay que tener en cuenta que los cubos más pequeños pesan más de 700 gramos y el de arriba pasa del kilo! ><

De hecho el experimento era si se curarían igual de bien que los formatos habituales, si quedaría blandengue o no manipulable o si necesitaría más semanas incluso meses... pero no. Una gozada!

Ya tengo jabón para mucho tiempo otra vez! Me tocará hacer otra excedencia larga jabonil obligada    :-/

Porque es increible lo que duran estos jabones, me refiero a los jabones artesanos. La gente debe pensar que son como los de glicerina que se funden mucho antes, o no sé, pero que va! duran muchísimo tiempo. Demasiado, diría incluso. A veces, me desespera ver un culín de jabón que no acaba de agotarse por las ganas que tengo de empezar o de probar otro. Son un vicio! jeje...



Deciros que ya los he probado y son una pasada! Huele fresquito y hace mogollón de espuma, tanta que hasta los más tradicionales y conservadores de mi casa acabarán por usarlo! Ya no tienen excusa,... espuma interminable y que no les resbala porque no lo tienen que coger, sólo frotar la esponja por encima. :D

Se nota que chocheo con estos cubos de jabón 3D, verdad? Puse todas las fotitos.... jeje...


><

Finalmente, sus ingredientes son:

- aceite oliva virgen (50%)
- aceite de coco (35%)
- manteca de mango (15%)

En la traza
aceite de Argán
aceite de algodón

Al enmoldar:
Figuras, trozos, bolas, ralladura de jabón



Aunque el porcentaje del uso de aceite de coco no debería pasar del 25%, en este caso el 35% no le afecta,no reseca la piel. Ha salido una combinación perfecta.

Por último, una observación... por si se hundían con la masa en caliente, los cuadrados blancos los puse en el fondo (la cara bonita hacia fuera, ojo! tocando el fondo del molde) intentando que no se movieran del centro al echar la pasta nueva.


9 de septiembre de 2018

Jabón de chocolate



Debería llamarse jabón de cacao pero el aspecto que tiene a lo "tres chocolates" y la connotación que lleva intrínseca ya la palabra "chocolate", no crea que haya otra palabra mejor para abrirnos el apetito para desear usar este jabón.

No es el primero de una serie de diferentes jabones que he hecho este mes de agosto pero sí el más sugerente para que tras un largo silencio os apetezca hacernos unas visitas por aquí a los que aún os lleguen las novedades del blog. 

Con todo ésto de la ley de datos y los cambios más desconocidos (por mi al menos) que conocidos de Blogger y otros mecanismos directos e indirectos a mi voluntad y a la vida virtual, ya no sé si definitivamente estoy hablando sola.

Sobre la ley de protección de datos, por mencionar algo, deciros que yo no uso vuestros datos absolutamente para nada, ni siquiera sé dónde se pueden encontrar... sólo el nick es lo que yo puedo ver; en todo caso será Blogger el que pueda hacer uso de vuestros datos como los míos... pero os aseguro que soy nula en estos temas informáticos y técnicos. 

Con deciros que me ha desaparecido el contador de visitas del blog y no sé la razón y no sé cómo hacerlo visible otra vez, os digo todo!


Volviendo y finalizando... a lo que nos gusta en estos lares, unas fotitos del jabón de chocolate y los ingredientes:




Ingredientes:

- aceite oliva virgen
- aceite coco
- manteca de cacao sin refinar

- mica marrón nacarado (capa central)
- arcilla marrón (capa inferior)
- cacao puro (capa inferior)
- esencia aromática chocolate


Y abajo algunas imágenes antiguas de jabones míos con cacao:



1 de mayo de 2018

Más que un AGUA DE ROSAS: 4 formas de elaborar en casa.


En mi jardín tengo varios rosales pero hay uno que es mi preferido por sano, bonito, grande y perfumado. Nunca me falla. Y de ese rosal aprovecho de vez en cuando los pétalos de sus rosas con perfume a melocotón para hacer mi agua de rosas.

Envase reutilizado de plástico ya verde y transparente.




Yo simplemente lo hago por decocción de los pétalos con agua destilada. A ojo. Eso sí, para una cantidad de un uso de como mucho tres semanas (botella de 150 ml aprox. y siempre me sobra algo) pues a pesar de que le pongo vitamina E no me fío ya que sólo por el hecho de ser básicamente agua, es supervulnerable a contaminarse o echarse a perder fácilmente. Y como gran parte del año tengo rosas, me compensa tirar lo no usado y hacerme otra agua nueva.

El agua de rosas es sobre todo astringente, tonificante, virtud que para las pieles grasas que normalmente sufren de poros dilatados, les va genial.

Tras usarlo, noto mi piel diferente. No es broma. 

Yo lo uso como limpiador facial con un algodón, bien de día como de noche, pues como ya he comentado varias veces soy muy perezosa para cuidarme y con echar agua de rosas en un algodón empapándolo bien, restriego suavemente por la cara y al final echo un poquito más en el otro lado del algodón y a golpecitos doy por terminado el proceso limpieza. Y de verdad que va superbien. Matifica el cutis, me desengrasa y me deja una sensación superagradable.

Además de económico y natural. Qué más se puede pedir?

Y ya luego, me pongo (si me apetece) la hidratante y/o el solar de día o el cocktail vegetal líquido en roll-on por la noche.


ELABORACIÓN:

Como he dicho yo me la hago por decocción,  o sea, hirviendo agua destilada con un puñado de pétalos de rosas (variados o no, todas las rosas nos valen). 

Yo uso sobre todo los de ese rosal porque son rosas con pétalos enormes y muy carnosos y muy perfumados y siempre me dará más "chicha" que otro que tengo amarillito con pétalos superfinos y pequeños...

En espera de que se abran más los capullos, un par de fotos del año pasado del rosal aquí protagonista en todo su esplendor.

Cuantos más pétalos, mejor. Pero ya ellos nos regalan su poderío en mínimos, así que... poneos a ello sin pereza! Aunque sólo tengáis un rosa. Vale la pena.

Rosas muuuy grandes.

Al grano... Llevar a hervir a fuego suave (yo lo tengo una media hora) removiendo de vez en cuando pero lo justo y siempre tapado. Ese vapor que perderíamos con la ebullición se llevaría cositas ricas volátiles de nuestros pétalos y nosotros lo queremos aprovechar todo-todo, verdad?. 

Los pétalos si son frescos, me gusta más o que tengan dos o tres días secándose solamente como mucho porque si son pétalos secos aunque tendrán mejor concentrados esos aceites naturales que contienen, el agua sale de un color marrón y no es tan bonito ni el olor tan agradable como si son frescos o semi-frescos.

Pasado el tiempo, colar con un colador fino (si es de tela mejor, pero yo no tengo) directamente al envase donde lo dejarás que se enfríe del todo.

Una vez frío, guardar en la nevera para una mejor conservación. En mi zona, mejor en nevera.



El agua resultante ya sería suficiente, pero como ya me conoceréis, no soy precisamente conformista y como tengo mi despensa de insumos a tope, pues siempre pienso en ir más allá y le añado un poquito de ésto y otro poquito de aquéllo...jjjjjj.....

Y para que esta publicación sea algo diferente a las aguas de rosas habituales os diré mi última combinación:

Pondré las medidas habituales para un envase de 150/200 ml. Yo elaboré más cantidad en esta ocasión.

Agua destilada (200 ml)
Pétalos frescos de 1 rosa grande (o 2 medianas)
- Escamas de sal marina, un pellizco (por sus minerales y para ayudar en la conservación).
- Neem en polvo.
- 6 gotas aceite esencial Ylang-ylang.
- 3 gotas aceite esencial árbol del té.
- Vitamina E (un poquito).

NO llenar a tope el envase para poder darle un meneíto antes de cada aplicación para que se mezcle todo bien pues el polvo de neem tiende a depositarse en el fondo y los aceites en la superfície.


APLICACIÓN:
-  Agitar un ratito el envase.
- Aplicar generosamente en un disco de algodón o lo que tengas (yo tengo previsto un proyecto de fabricarme trapitos de microfibra para estos usos faciales que se puedan lavar y así colaborar en el cuidado del medio ambiente).
- Frotar suavemente por toda la cara (también zona ojos).
- Echar un poco más de nuestra super-agua especial en el otro lado del algodón, o en otro si el primero lo tenemos muy sucio (por maquillaje o lo que sea) y darnos golpecitos suaves por toda la cara para activar circulación sanguínea y terminar la tarea.

- Y ya por último, si quieres o lo necesitas, aplicar tu crema habitual.


Qué os parece la ocurrencia?

Tanto el ylang-ylang, que además es regulador y antiestrés, como el neem y el árbol de té son antibacterianos, antisépticos, desinfectantes... lo que los hacen ideales para los cutis con acné o cutis grasos.

Pues ya está, aquí os dejo este invento tan antiguo como es el agua de rosas, tuneado y mejorado. Espero que lo probéis y que os guste.

A continuación os dejo tres enlaces a tres sitios dónde explican diferentes formas de elaborar un agua de rosas y sus variadas propiedades. Alguno es tan sorprendente (y supongo que útil) como el usar una cafetera italiana! ><




1) En natursan nos explican un método más laborioso.



2) En grazia.es  nos enumeran otras tantas propiedades más que explayarse en el procedimiento.... pero en fin... me parece igualmente interesante.



3) Y aquí, hanan  nos lo explica en un vídeo en youtube. Es un chica muy agradable y me gusta cómo explica las cosas.  

EDITO Y AÑADO OTRO MÉTODO que había olvidado y que ahora por casualidad me he encontrado en un blog muy bien explicado:

4)  Por CONDENSACIÓN,  del blog de Natural y Artesano:  creo que es el método más auténtico pero también el más elaborado.  

Si encuentro más métodos interesantes los traeré.




Yo, para no variar, me limito a tomar el método más práctico con una simbiosis de toda la información que voy encontrando aquí y allá en todas mis cosas, y cuando algo me gusta lo suficiente (o lo máximo) como para compartirlo con el mundo, vengo y os lo traigo.



Si alguien sabe de otro método más auténtico o mejor, que lo comparta con nosotros. Yo, encantada de seguir aprendiendo! :D



Esperando se abran los miles de capullos que tienen mis rosales, unas fotos del año pasado en las que salen casi todas mis rosas:



De un color fucsia fuerte. Mi cámara no saca buenos fucsias ni morados, que los saca azules... pero otro rosal de flores grandes, sanote y bello.



De un rojo coral. La foto no le hace justicia. Mini rosas preciosas!
  
En este rosal, esas rosas amarillas pequeñas de pétalos muy finos que comentaba en el post.

GANCHILLEO: Bufanda bicolor reversible

Aquí os traigo, aunque tarde, una bufanda a ganchillo que tejí para mi madre. Muy versátil además de calentita. 

En los extremos, unos motivos florales con el punto flor jazmín puff se llama creo... con la particularidad de estar compuesta por 2 ovillos de lana de calidad pero de diferente color: gris y azul petróleo.

Para mi disgusto mi cámara no sacó bien los colores reales, es mucho más bonita, gris perla y azul petróleo. NO gris verdoso y azul marino... Y los abalorios son muy similares a ambos colores.


El acabado lo quería hacer resaltando los pétalos de las flores con hilo plateado metálico pero no me gustaba como quedaba porque el hilo metálico se hundía entre las hebras de los pétalos puff (abombados) o se partían y quedaban irregulares... así que opté por otra cosa.

La alternativa fue coser abalorios nacarados, una media de 5 unidades, en el centro de cada flor entera y en las medias de los bordes, de manera que se vieran tanto en un lado como por el otro, facilitando que la bufanda ya de por sí reversible, sea aún más práctica y no tenga que preocuparse de si está del derecho con las bolitas, o del revés, sin bolitas.


;)




15 de abril de 2018

PLANTAS AYURVEDAS: 1ª parte.



Como no estoy muy puesta en esto del Ayurveda, no sé si es correcto llamarlas "plantas ayurvédicas" en lugar de "plantas ayurvedas" pero como me suena mejor y soy una entusiasta de las letras, algunas veces las llamaré así y otras asá. Si alguien sabe la forma correcta, encantada de escuchar.

El caso es que son buenos ingredientes que yo no conocía apenas. Bueno, la naranja y el neem por ejemplo, las conocía pero no sabía que fueran ayurvédicas...

Fui tomando apuntes en mi búsqueda autodidacta y aunque podéis encontrar info completa en internet, creo que no está de más dejar en el blog un resumen de los míos que también se basan en las etiquetas de Aroma Zone que son los que más variedad tenían (y tienen) con diferencia. Actualmente ya muchas tiendas online tienen algunas de ellas en España.

La mayoría de esta lista las he adquirido buscando una finalidad capilar, para mis champús sólidos, pero algunas tienen propiedades aplicables a otro tipo de usos:


REETHA/ARITHA/RHITA (sapindus mukorossi)(Cáscara fruto).
Son las nueces de lavado que los más mentalizados a un estilo de vida natural usan para lavar la ropa o hacer jabón como champú, gracias a su gran contenido en saponinas vegetales.

Es un buen complemento para el resto de plantas, sobre todo en champús sólidos.

- Limpiadora.
- Espumante.
- Aroma: amaderado.





NAGARMOTHA (cyperus rotundus)(Raíz):
- Purificante cabello (todos tipos) y piel.
- Reguladora de grasa.
- Calmante.
- Anticaspa.
- Aroma: toque oriental (especiado)


KACHUR SUGANDHI (kaempferia galaga)(Raíz):
- Fortificante cabello (todos tipos).
- Estimulante crecimiento cabello. 
- Previene caída cabello.
- No oscurece los cabellos claros.
- Aroma: fresco.


BHRINGARAJ (eclipta alba) (Planta):
- Reparadora cabellos (todos tipos).
- Fortificante cabellos.
- Lucha contra caída cabello.
- Ideal cabellos canosos precoces.
- Favorece crecimiento cabello.
- Aroma: (aún no lo he usado).



SHIKAKAÏ  (acacia concinna) (Fruto):
- Limpiadora.
- Fortificante cabellos (todos tipos).
- Deja el cabello suave y sedoso.
- Anticaspa.
- Previene caída cabello.
- Aroma: dulce, fruta madura.


KAPOOR KACHLI (hedychium spicatum) (Planta):
- Fortifica cabellos (todos tipos).
- Aporta brillo a los cabellos.
- Aporta densidad.
- Estimula crecimiento.
- Aroma: madera.


AMLA (emblica officinalis) (Fruto):
- Espumosa.
- Tonificante cabellos y piel (todos tipos).
- Regenerante.
- Previene caída cabello.
- Estimulante crecimiento.
- Rica en vitamina C, por lo que ilumina el tono de la epidermis, la purifica y la limpia.
- Aroma: dulzón (como a ciruela roja madura).




FENUGREC ( trigonella foenum-graecum)(Semillas):
- Estimulante crecimiento cabellos.
- Fortificante.
- Ideal cabellos finos.
- Previene caída.
- Tonificante de la piel.
- También se ingiere para estimular el apetito.
- Aroma: curry.




NEEM  (azadirachta indica)(Planta):
- Purificante.
- Desintoxicante.
- Ideal cabellos y piel grasos.
- Anticaspa.
- Aroma: neem pero suave.



ORANGE (citrus sinensis) (Piel fruta):
- Tonificante.
- Astringente.
- Ideal cabellos grasos.
- Limpia y cuida la piel con acné.
- Suaviza cabello.
- Aporta brillo al cabello.
- Aporta flexibilidad.
- Aroma: naranja.


HIBISCUS SABDARIFFA (hibiscus sabdariffa roselle) (Flor):
- Antioxidante cabello y piel (todos tipos).
- Fortifica cabello.
- Estimula su crecimiento.
- Aporta brillo.
- Con las hennas, aporta tonos rojizos a los tintes.
- Aroma: dulce floral.



ROSE DE DAMAS ROSA DE DAMASCO (rosa damascena) (Flor):
- Calmante.
- Perfumante.
- Ideal piel madura y/o  piel sensible.
- Cabellos (todos tipos)
- Regenerante.
- Tonificante piel.
- Aroma: rosa.




Por último en este post, añado otro que aunque no sea planta se considera un ingrediente ayurveda:


ARCILLA MULTANI MITTI (solum fullonum) (Arcilla):

- Limpiador.
- Purificante.
- Para todos tipos de piel y cabellos.
- Elimina impurezas y células muertas.
- Ideal para piel con acné y cutis grasos.
- Ideal para cabellos grasos.
- Aroma: (Aún no lo he usado).






Mis experiencias con estas plantas:

Éstos son los que compré en su día a Aroma Zone y la mayoría aún no los he probado.

De los que he probado el que me la jugó fue el Fenugreco por su olor potente a curry que para un champú pues como que no. Quizá metí demasiado pero no lo creo. Me gustaba su propiedad de anticaspa, ahora no sé en qué lo usaré, por su olor es complicado.

El neem en polvo, en cambio, lo aconsejo para sustituir el aceite de neem, por lo menos el virgen, que junto al fenugreco me jugó una  mala pasada en el aspecto de olor en el jabón "12 soles" para verano (por olores potentes a lo suyo).

De nueces Reetha tengo un saquito de enteras que compré en una feria y bueno, es un producto interesante pero la verdad es que mis trapos de cocina no salían limpios y dejé de usar las nueces pero encontré una receta de champú líquido que aún no he probado. Algo tendré que hacer con ellas. Ya os contaré cuando acabe todas las pastillas de champú que tengo hechas.
En polvo lo acabo de usar para un jabón de cítricos para ver si me ayuda en el tema de la espuma pero como no puse mucho porque me oscurecía la masa, no sé yo... En 2 meses os cuento qué tal el jabón pero la aportación de la reetha es insignificante supongo.

La amla y la shikakaï realmente aportan espuma a los champús sólidos de forma natural por sus saponinas vegetales y por supuesto, se agradece muchísimo. 

La kachur sugandhi lo usé por su aroma que prometía ser fresco, y bueno, todo huele a plantas así que no sé si realmente mis champús sólidos olían bien por el kachur o por lo demás, puse tantos ingredientes... Muy ricos salieron en olor y en uso.

La kapoor kachli la usé por el tema de dar brillo al cabello y en fin, como el kachur, no sé si fue por ella o por otro ingrediente porque puse muchos. Huele a madera.

La rosa de Damasco la usé para que me diera color rojizo y cuál fue mi sorpresa que en la mezcla con los tensioactivos secos se volvió verde! Le afectó el ph supongo. Y verde-beig se quedaron las piezas.
Tengo ganas de usarla en alguna cremita facial o algo a ver si conserva el color rosado al menos, aparte de sus propiedades.

El hibiscus fue el único que aguantó el tipo respecto al color y me dio unos sólidos color granate preciosos!

La naranja en polvo... me encanta! la pongo en todas partes. La puse en mi jabón de cítricos para ayudar en el aroma. Ya veremos.



Por último, comentar que en todas las etiquetas de todas estas plantas dicen que son para usar como :

-Mascarillas-pasta para cabello y/o piel.

-En forma de macerado con agua para otros preparados.

-Para champús/jabones formato sólido

-Incluso alguno como el fenugrec para uso alimentario como ya he comentado en su momento.

Interesantes un rato, verdad? Pero aún queda mucho por descubrir todavía...

En una 2ª parte, otras plantas ayurvédicas que no tengo yo pero para saber que existen.


Hasta pronto!   :D



10 de marzo de 2018

Potingueo: MASCARILLAS FACIALES supercaseras.

Hola!
El aspecto de esta mezcla pareciera más bien una masa para hacer buñuelos de bacalao... pero.. veréis que con los ingredientes fáciles de encontrar en nuestras despensas y si no, fácil de encontrar en cualquier tienda, será un coser y cantar regalarnos un ratito para cuidarnos. En este caso, el rostro.

Como usé una hoja entera de aloe, aunque no era de las grandes, me salió mucha cantidad que congelé. Pero recomiendo preparar únicamente cantidades para un único uso y prepararlo cada vez que se quiera poner una mascarilla porque no es lo mismo. La consistencia se pierde, y que siempre lo fresco supera lo ya congelado.


Si se quiere aprovechar en grupo, para ponérselo a amigas o a la suegra....jejeje..., si váis a ser varias personas, pues multiplicar por 2 y si sobra se puede guardar en nevera y máximo en un par de días usarlo o tirarlo, pues siempre va a cogernos humedad en la nevera, olores... Y que no es lo mismo que recién cortado el aloe ni lo demás, ya se sabe.



Os daré una cantidad prudente para un par de usos:

30 grs. pulpa aloe vera
1 cucharadita café harina arroz
1 cucharadita café harina avena
1 cucharadita café miel
Una pizca goma xantana
Lo necesario de leche avena
(tibia para diluir bien todo)
Perejil 


El aloe vera si es de tu jardín y/o cultivado sin productos químicos, mejor que mejor. A estas alturas ya conoceréis las mil propiedades beneficiosas de esta planta. 

Lo mismo con la miel. Propiedades muy beneficiosas, sobre todo muchas vitaminas, y humectante.

Las harinas de arroz y de avena ya las venden en tiendas como productos alimentarios ya molidos finamente, pero en caso de no encontrar o no disponer, puedes moler arroz y/o avena en copos naturales si dispones de ellos en tu despensa.

La leche de avena se puede sustituir por algún otro líquido. Mejor una leche de almendra (no azucarada) o leche de cabra (apreciada en cosmética) o lo más fácil de hallar, leche de vaca. 
Otra posibilidad es un poco de infusión concentrada de té verde (muchos antioxidantes) o manzanilla (en cutis sensibles, inflamados, irritados o acné). Pero que necesitamos poco líquido... cuidadín.

También si tienes insumos cosméticos, pues hidrolatos o extractos líquidos, como de hammamelis (calmante). Según tu tipo de piel el que mejor le vaya. El hidrolato de lavanda y el de rosas suelen ser aptas para todo el mundo pero yo mejor los usaría para el toque final, para cerrar poros. Para tonificar.

La lógica es que para poder disolver la mayoría de estos ingredientes necesitamos un líquido caliente (más que tibio) y el aloe mejor no calentarlo para no perderle propiedades pero lo demás sí necesita de ese líquido caliente, las harinas para hincharse y disolverse, por ejemplo, por lo que los hidrolatos serían el último recurso, pues mejor no calentarlos, ya que las esencias de las plantas son tan volátiles que perderíamos parte de ellas en esos hidrolatos calentados.

En caso de no tener goma xantana, pues goma guar, o simplemente, gelatina alimentaria. Este ingrediente es para darle una textura gel a la mascarilla, agradable y refrescante, pero que es prescindible (opcional).

El perejil nos aportará su vitamina C sobre todo. Hay que machacarlo en el último momento y mezclar con el resto del potingue.

Posibilidades hay 1 millón pero claro... ya el resultado será diferente, para mejor o para peor pero obviamente, diferente. 


ALTERNATIVAS:
Se pueden añadir y/o sustituir por muchos ingredientes que tenemos en casa o que son asequibles y podemos hacernos con ellos. Hasta con tomate, rico en vitaminas, se pueden hacer mascarillas! y más cosas... un día haré un jabón de tomate!

La mayoría son aptos para todo el mundo: como el yogurt y el pepino. O arcillas: blanca y la mayoría de ellas. 
También harina fina de maíz (Maizena). La avena es la reina para mi, para todo y para tod@s.

Otros son imprescindibles en cutis grasos y/o con acné: las arcillas ...todas pero sobre todo la arcilla verde. 
También el carbón activado; zumo de limón (usar de noche); aceites que sean reguladores: unas gotas de jojoba (muy regulador y buena absorción) y de paso te emulsionará la mezcla.

Imprescindibles para cutis secos: unas gotas de aceites, como el de aguacate (y/o su fruta machacada) o esenciales (geranio). 
También el aceite de avellana es ideal.

Imprescindibles en cutis maduros o estropeados: unas gotas de jojoba; y/o aceite rosa mosqueta (por la noche) y aguacate una vez más (en fruta y/o aceite). Y el de lino, el de germen de trigo... y una vez más el de avellana con sus propiedades filtrantes de los rayos solares. Y mil cosas más...jjjj

Aquí una foto de otra mascarilla con aguacate (trituradado), aloe y pepino.


USO:
Es una combinación de ingredientes apta para todos tipos de piel. La pueden usar tanto cutis grasos y/o con acné como cutis secos. 

Tener en cuenta que primero deberemos limpiarnos el rostro. Hay que aplicar cualquier mascarilla o menjunje con el rostro limpito para que esté receptivo, con los poros abiertos a poder ser. 

O sea, si te haces un baño de vapor previamente para abrir poros tras limpiar con vuestro producto habitual, pues genial! En caso de no tener tanto tiempo o no querer perder tanto tiempo, bastará con lavarnos la carita con agua calentita y jabón artesano, por ejemplo.

Tras el lavado y/o vaporeo, aplicar la mascarilla que habrá espesado gracias a la goma xantana.

Aplicar con brocha o con los dedos, al gusto.

Dejar la mascarilla hasta unos 30 minutos si quieres, pues no lleva ningún ingrediente fuerte ni alergógeno que pueda irritar (se supone que no usaríais si sois alérgicos a algún ingrediente de éstos). 
Más bien al contrario, todos son aclarantes y suavizantes, hasta el perejil!.




Y ya por último, unos toques de tónico o lo que uses para cerrar poros y tonificar, como puede ser un hidrolato de lavanda o de hierbaluisa, o un agua de rosas que a mi me gusta mucho y ya le dedicaré otra entrada. 

Si no se tiene tal producto pues sin frotar mucho dar toquecitos de agua fresca directa del grifo o una infusión fría de té verde o manzanilla, la cuestión es cumplir con el paso final de cerrar bien los poros y a disfrutar de una piel mimada!!!.

21 de enero de 2018

Champú líquido o textura gel

Reutilizando envases :)




No tiene misterio.

Rallé uno de los jabones sólidos con tensioactivos y mezclé con agua destilada y goma xantana.

Lo cierto es que recién elaborado, aún tibio, hacía mucha espuma:





...pero creo que la xantana, una vez asentado y frío el producto, le resta mucha espuma a este jabón superespumoso en sólido pero es cuestión de gustos. Hay 2 miembros de mi familia que son tradicionales y eso de fregarse una pastilla de jabón en la cabeza, como que no lo ven. 

También es cierto que uno de ellos ya no le hace falta y a lo mejor le raspa (el sólido, digo)...jejeje... en fin, os paso proporciones:


- 100 grs. jabón rallado
- 300 grs. agua destilada 
(templada, tibia, para facilitar que el jabón 
se disuelva más y mejor)
- aprox 2 grs. goma xantana 
(me falta probar con menos o sin ella)

Opcional:
- aceite esencial
(yo puse litsea cubeba)
- fragancia 
(yo puse guisante de olor)


Os dejo fotos de diferentes resultados:

En la cabeza de mi madre! La más tradicional de la casa! Cabello secado al sol y a falta de renovar tinte, ein? :P 

Brillar, brillaba,..  eeehhh??  No se puede negar.


Yo sólo echo de menos la gran espuma del sólido pero es muy aceptable.;D

Si no lo creéis, mirad en mis cabellos, que los tengo ya canosos a tuttipleni. Mirad qué brillo y soltura! Estoy encantada!

Suelto y libre, ...y brillante, como debe ser! :D

En pleno solazo! Sin flash cámara.




... las dos últimas no salieron muy bien, pero salgo mona. 

;P