Traductor

17 de septiembre de 2017

20 RAZONES para cambiarte a LOS CHAMPÚS SÓLIDOS

Que aún no te lo crees? Todavía no te he convencido? Que no sabes de qué va ésto? 

Ya os comenté aquí como encontré 2 tesoros que eran totalmente desconocidos para mi y ahora estoy supercontenta con ellos: los tensioactivos y las plantas ayurvédicas.

Como soy muy pesada y me encanta enrrollarme para dar todos los detalles y mis posts acaban siendo muy extensos, he decidido dividir en varias entradas todo este tema de los champús sólidos con tensioactivos secos.

Y como también me gusta compartir, a continuación os doy hasta 20 razones con sus correspondientes razonamientos, ni más ni menos, de por qué estoy tan contenta y de por qué creo que deberíais probarlos, si aún no lo habéis hecho. Y seguro que todavía me olvido alguna.




Las bondades-ventajas-virtudes de los champús elaborados con estos 2 tesoros (SCI y SCS):

1) - Son muy naturales. No necesita mucha explicación. No les hace falta casi nada sintético para cumplir su función. Plantas, extractos, arcillas... es maravilloso poder usar la naturaleza en nosotros mismos y sin perjudicar el entorno.

2) - Son muy biodegradables. Una maravillosa satisfacción que así sean. Al menos para los que tomamos conciencia de que el planeta lo estamos echando a perder, lo estamos maltratando que no veas... no quiero estar por aquí cuando éste se rebele.

3) - Ayuda al medio ambiente. No necesitan envases. Ahorramos basura y libramos al planeta de plásticos.

4) - Elaboración fácil y rápida. Así es, tan fácil y rápido que sólo hay que pesar y mezclar los ingredientes, básicamente. En un rato está hecho. Lo más delicado es que salen más compactos, duros y mejor integrado todo, en "caliente", al baño maría con una temperatura suave y algo de paciencia. No conviene que hierva ni que llegue a temperaturas altas para no provocar pérdida de propiedades de los tesoros empleados.

5) - No precisa curado. No es fantástico? Encima no necesitan largas semanas de curado porque no hay nada que curar. Apenas 24/48 horas para secarse, para que se evapore el agua del hidrolato o de los ingredientes acuosos que hayamos elegido y se quede bien duro, compacto y con todo lo bueno concentradito. Depende de los ingredientes líquidos que hayamos echado, pero como suele pasar cuantos más días esté secando, pues más concentración. Pero vamos, que poder usarlo, se puede al día siguiente!
Claro que si nos pasamos con los acuosos... pues necesitará más días para quedarse totalmente duro, lógicamente, pero es una maravilla el no tener que esperar como pasa con los de sosa.


6) - Personalizables. Según la finalidad que se busque o el tipo de cabello al que vaya dirigido se pueden emplear unos u otros ingredientes. Se puede adaptar la cantidad de uno u otro tensioactivo. Se presta a que le eches tooooodoooo lo que te apetezca... eso sí, que todo vaya en el mismo sentido, por ejemplo no usaremos ingredientes que "resequen" para grasos en un champú para secos. O si echamos ingredientes como la manzanilla para un cabello rubio/muy claro o suave para bebé (aunque tenga otras propiedades como calmante, empleable para otros cabellos) no le echemos carbón activado... Cosas obvias.

7) - Mucha espuma y duradera. La primera, quizá, de las virtudes que le pedimos a un jabón y si es para la cabeza creo que se agradece aún más. Y que si queremos reducir la cantidad de tensioactivos, tenemos las plantas con saponinas que además son ayurvédicas y ya... el sumum!.
Lo mejor? Que la espuma dura hasta el último trocito!!!

8) - Duran mucho. En mi primer champú sólido me quedé algo corta en tensioactivos y quedó más pequeño y "menos amortizable", quiero decir que se gastó más rápidamente (una pastilla me duró como 12 lavados) pero ya en los siguientes aumenté sus cantidades y salieron unos jabones bien duros y mucho más duraderos.

9) - Eficientes. A partir del segundo uso, apenas tocan el cabello mojado ya hacen espuma y ésta da tanto de sí que con apenas dos segundos frotando ya te da para toda la cabeza! (en una media melena, así es).
Desde el primer momento! Yo siempre me doy dos enjabonados de champú, y el segundo casi sin tocar la cabeza espumea al instante! Parece magia! ...no es broma. Así que ya no me extraña que duren taaaanto y taaaantooooo.... una pasada!

10) - Espacias los lavados. Tampoco es broma. Ya en mi primer uso de estos jabones, esperé hasta 5 días! Quise esperar para experimentar. Y no me fue difícil, simplemente no tenía necesidad! Te lo digo en serio... ni picores ni sensación grasa ni estética de cabello sucio... una pasada! Ni siquiera al quinto día. Si lo lavé al quinto fue porque ya tocaba y porque ya me cogía la forma de la almohada por detrás... jeje... aquello que se abre y se aplasta por detrás? pues éso. Pero que a la vista y al tacto, no se observaba necesidad de lavar y no me picaba el cuero cabelludo ni una pizca!!! Alucinante, en serio.

11) - Con lo cual... salud para el cabello. Además de utilizar naturaleza, al poder espaciar más en el tiempo los lavados del cabello, éste lo agradece, pues lo dejamos respirar y regular su propio sebo. Ésto es cosa mía de siempre, pero es que también lo he visto sobre todo en el cabello de mi hijo adolescente, que desde que los usa, ya se le ve un cabello normal, no con aspecto graso o de días sin lavar. 

Como no paran de tocarse el tupé, el flequillo, o lo que se pongan de moda, aparte de la revolución hormonal que viven a esas edades, siempre tenía aspecto de no-lavado o graso. Y se lo lavaba toooodos los días en las duchas diarias... yo le decía que no se lo lavara todos los días aunque se duchara, que le dejara un respiro, que el cabello de tanto lavarse y más usando champús industriales lo resecamos y el cuerpo lo que hace es crear más sebo para hidratarse y nutrirse... o sea, es un círculo vicioso. Pero no me hacía caso, como suele ser propio de la edad...

Pues bien, con estos jabones hemos conseguido que no se lo lave todos los días, porque ve que no le hace falta, y luce un cabello normal sin aspecto sospechoso. Antes se le veía muy oscuro y mate, ahora se le ve su castaño oscuro, pero castaño, marrón.

12) - Buenas aportaciones. Tanto los TA (tensioactivos) como las plantas ayurvédicas aportan beneficiosas propiedades de forma natural. Mientras dejamos el cabello enjabonado con su espuma nos ocupamos del resto del body, así le damos tiempo al champú a dejar sus nutrientes y sus propiedades.

13) - Se les queda un ph perfecto para el pelo. Para otros usos son fáciles de usar para regular el ph al que necesitemos.

14) - Apto en mascotas, me supongo yo, aunque aún no lo he probado. Será un buen proyecto que lograr pues tengo perros. 
Por lo anterior... deben ser ideales también para ellos ! puesto que no dejan de ser unas bolitas de pelo, o grandes bolas de pelos... y no he encontrado ninguna info en contra...  >< 

Otra cosa es si sale rentable si tienes un SanBernardo o una raza muy grande y muy peluda, pero seguro que sí porque como espumea rápidamente y se multiplica con tanta facilidad, supongo que se debe vivir una buena experiencia. Eso sí, asegurarse del ph porque en los perros, por ejemplo, es diferente.


15) - Prácticos. Son fáciles de llevar al gimnasio, de viaje, etc. No pesan, no abultan y pasan los controles en aeropuertos.

16) - Apilables.  Con lo cual no te quitan espacio en los armarios o cajones. Ocupan poquísimo espacio y encima te perfuman el ambiente. Facilitan su almacenamiento.  Genial, no?

17) - Formato versátil. Aunque este post habla de champús, decir que con una selección de ingredientes específicos este formato sólido se puede convertir en otros productos para otros usos como exfoliantes faciales o corporales, o mascarillas, por poner un ejemplo.

18) - Canas "suaves". ¿Cómo se come ésto? Verás... en mi caso mis canas eran ásperas y rugosas al tacto cuando cogías una y deslizabas los dedos a lo largo de ella... No sé si es algo que afecta a todas las canas en general, no he tocado canas de otros...  jjj....pero las mías eran ásperas. Pues casi desde el primer lavado, mis canas se suavizaron al tacto. Eso sí, desaparecer no desaparecen pero puede parecerlo por la razón que te cuento a continuación.

19) Canas "disimuladas?". Sí, dejo el interrogante porque en realidad las canas se quedan donde están, no desaparecen pero como te cuento luego, estos champús te devuelven tu tono natural de cabello y si resulta que no es el negro, es como si las canas fueran desapareciendo.
En mi caso, lo he observado, en las fotos primero y en el espejo después, que a los pocos lavados con este tipo de champús se me ha aclarado el color de mis cabellos normales, los no canosos. Bien sea porque ahora se me engrasa menos (excepto en verano que sudo mucho en la cabeza y mis pelos no-canosos-todavía siempre se me verán negromojados-oscuros) o porque me ha limpiado de lo malo de los champús comerciales (siliconas, etc.).

Hace mucho tiempo que ya no me tiño, me quité esa obligación en primer lugar porque las canas en mis patillas ya se me veían a las dos semanas y pico de teñírmelo, o sea, que era misión imposible aguantar un mes o cuatro semanas siquiera... Y en segundo lugar, por ahorrar gastos en plena crisis que por desgracia ha durado taaaantos años y nos ha vuelto tan cautos (nos pensamos más y mejor cómo gastamos el dinero). 

Mientrastanto, en este período de tiempo ya me sumergí en el mundo del jaboneo y lo natural y ya no he vuelto a caer en la tentación de teñirme. Lo he asumido, aunque me ponga años encima. Por suerte, no soy tan coqueta o presumida.

Explico todo ésto para que entendáis, que llevo muuuucho que no me tiño y me veía una cabellera en negro y blanco. Con el paso de los años, estoy aún más canosa, como es lógico, pero el resto seguían viéndose no negros azabache pero sí de un castaño superoscuro.

Cuál ha sido mi sorpresa que tras los usos en pocos meses, al observar las fotos que me hacía del pelo recién lavado y seco para enseñaros los resultados aquí en el blog, vi como reflejos o zonas amarronadas rojizas... Y me acordé que mi madre siempre me contaba que su madre, mi abuela, tenía un cabello natural (nunca teñido) muy bonito, como rojizo o con reflejos rojizos y que sólo se lo había visto a una prima mía. 

Al percartarme de "algo raro" en las fotos, unas zonas como anaranjadas, me puse a escudriñar mi cabeza en el exterior con un espejo y... oh, sorpresa! mi castaño superoscuro-casinegro se había vuelto castaño sin más! un marrón mucho más claro.  Recién lavado y seco.

Deciros que aún sigo alucinando a día de hoy... Llevaba mil años sin verme castaña. De bien joven siempre estuve con permanentes y tintes, era la moda del momento. Y como antes no teníamos cámaras de fotos ni andábamos haciéndonos selfies como ahora, la verdad es que ni recuerdo mi tono. Eso sí, ni rubia, ni azabache...eso lo tengo claro...jjjj

El caso es que quizá al "purificar" o devolvernos nuestro tono natural en los cabellos aún no canosos, pueda parecer que las canas van menguando o desapareciendo.... Pero ésto ya es un razonamiento mío totalmente subjetivo. No sé si científicamente se vería así... jejejjj... Pero vamos, que es un efecto óptico simple: los cabellos blancos resaltan mucho más en una cabellera más oscura, no hay más.

Por último, y que bien podría ser la razón nº 20 es que todos estos razonamientos lo convierten en un regalo ideal! Regalas naturaleza, y sobre todo, regalas salud!.


Así que... qué me decís? Qué más se les puede pedir? Lo tienen todo!  :D


De inconvenientes yo no les encuentro ninguno... pero... si a la larga observo o me entero de algo negativo os lo hago saber rápido; o si alguien ya tiene alguna experiencia o conocimiento negativo al respecto, agradeceré que lo comparta conmigo o por aquí en los comentarios.



Para conocer algunas recetas con estos tesoros puedes entrar aquí  para cabellos normalesaquí  para cabellos grasos y aquí  para cabellos con caspa.

Y para empezar no te pierdas un poco de teoría para que tengas las cosas algo más claras al elaborar champús sólidos con tensioactivos secos (SCI  y/o  SCS)  o cualquier otra cosa parecida con ellos, como este exfoliante sólido tan estupendo que elaboré al ver las posibilidades de estos ingredientes que permitían elaborar piezas sólidas y duraderas además de eficaces y prácticas.

Com ves, un post muy completito con mis tesoros bien resumiditos. pero cuidado, no es todo! Próximamente... un post de una mascarilla facial de arcillas sólida!.


><

30 de agosto de 2017

Jabón intenso de rosas al toque de romero.

Os traigo unos jabones hechos este agosto porque me apetecía jabonear y me apetecía usar una arcilla nueva que decía ser volcánica. 
De paso también podría aprovechar unos oleatos que ya habían cumplido la cuarentena y opté por los oleatos de pétalos de rosas y el de romero para hacer 2 jabones independientes para elaborar unas rosas bien "plantás".






Como mis creaciones van destinadas a uso propio o como mucho a "detalle-sorpresa-porquesí" no quiero complicarme con figuras o a un derroche de creatividad y los prefiero simples, para que no duelan usarlos y no que se queden en los estantes o armarios cogiendo polvo.

Pero no, al final parece que me van los retos. Podría haber mezclado los 2 oleatos, o incluso añadir el de caléndula, y hacer un solo jabón. Pero no, me empeñé en hacer los oleatos por separado sólo porque me apetecía que la rosa tuviera su verde bien verdoso abajo y como la espirulina pierde mucho el color con el tiempo y se clarea mucho, era una manera de asegurarme de ello pues el romero verdea bastante el aceite.

Aparte de las rosas hice jaboncitos más pequeños con la intención de al día siguiente jabonear más y acabar de rellenar esos pequeños moldes... pero al final no se dio y se han quedado tamaño mini cediendo el protagonismo sólo a las rosas. 





Será un jabón muy intenso porque va cargadito de aceite de rosa mosqueta, de rosas, de arcilla y de romero. Me encantan las arcillas!. A ver si os gusta esta receta ;) :

  (En gramos)      Jabón rosas            Jabón romero

Agua destilada...........         120                                 65
Sosa cáustica .............          47                                 25
Oleato oliva virgen.....       268 (rosas)                 155 (romero)
Aceite coco.................         60                                  30
Cera abejas ................           5                                    2
Aceite especial...........    10 (rosa mosqueta)     oe romero (5 gotitas)
Extras (x color) ......2 cuch.postre arcilla roja   1 cuch.p.espirulina
                                                                         Romero seco molido
Vitamina E ................           +                                    +
Fragancia...................       De rosas                             -


Para no complicaros como yo, os aconsejo que mejor mezcléis ambos oleatos y ya la arcilla y la espirulina (o los ingredientes colorantes que queráis usar vosotr@s) harán esa labor de verdear.





Estos jabones van destinados a un uso facial por lo que sólo podrán usarse por la noche debido al contenido de r.mosqueta que es fotosensible

Tan simple como enjabonar la cara y cuello con ellos, dejar un ratito para que seque la arcilla y limpie y aclarar con agua y listo. No veo necesario aplicarse cremas ese día que lo usemos. Que nuestro cutis respire naturaleza y salud sin ese potingue industrial de turno.

Además, como el jabón verde de romero lleva romero seco molido, también tendrá una acción exfoliante. Así que el día que te notes el cutis "sucio" o poco fino, ese día te friegas primero con la parte verde, lo dejas unos minutos, lo aclaras y te vuelves a enjabonar con la parte marrón, y dejas otro ratito más para que actúe la arcilla y la piel se restablezca de esos minúsculos arañazos del romero con el aceite de la r.mosqueta.


Resultados según calculadora nueva de Mendrulandia:

Jabón de rosas: Yodo: 68 - 133 - Acondicionado: 50 - Burbujas: 51- 48 - Dureza: 50 - 50 - 49

Jabón romero:  Yodo: 66 - 134 - Acondicionado: 49 - Burbujas: 51 - 49 - Dureza: 50 - 50 - 48 - Limp.52

(Aclaro que me olvidé de anotar la Limpieza del de rosas, me lo salté. El de romero lo he puesto al final.)




Para quien no sepa de qué hablo, sólo decir que son unos índices de diferentes aspectos a tener en cuenta en un jabón que se calculan automáticamente en una calculadora maravillosa que generosamente un señor creó y está en la red con lo cual nos lo deja usar gratuitamente (hasta donde yo sé, que es que yo no pago nada por usarla).

Yo he resaltado algunos valores poniéndoles nombre a los que más valoro yo. Pero que en general, para que un jabón sea "correcto" cuanto más se acerca al 50 en todos esos valores, mejor. 

Y si os fijáis, estos jabones salen bastantes "acincuentados" ... así que... espero que molen tanto al uso como prometen.

Un par de ellos preparados para regalar, antes de tiempo porque faltaban semanas de "curado" pero la destinataria regresaba a su pueblo. Ya quedó informada   ><   :






15 de agosto de 2017

CHAMPÚ SÓLIDO anticaspa

Vamos a por un champú sólido ANTICASPA !!! No es genial este mundillo? A mi me fascina, me entretiene y lo disfruto mucho... antes, durante y después de elaborarlo. No se puede pedir más.

La inspiración, aquí... con María Paradela. Es una de las opciones usando un solo tensioactivo, pero que supone el 50% de la fórmula. Aunque... cuidadín! ...una vez más, yo lo llevé a mi manera y le puse un montón de ingredientes que lo convierten en un champú totalmente diferente y nada tienen que ver con los de la receta de María, pero en fin... vosotros, a disponer de lo que tengáis a mano.

A mi pensar, como en este caso hay un problema que combatir, cuantas más cosas remen contra esa corriente, mejor. La caspa no es fácil de erradicar.





Y así elaboré los míos (gramos). Salieron 5 unidades:

200 SCI
56 Amla
(polvo planta ayurveda)

100 leche coco
75 infusión manzanilla
(concentrada:2 bolsitas)
Flores de manzanilla
(de las dos bolsitas infusionadas)
15 extracto líquido manzanilla
32 arcilla blanca
10 Fenugrec
(polvo planta ayurveda)
10 polvo naranja
10 avena molida fina
10 seda (Hidrolizado)
10 aceite germen trigo
12 jojoba
5 ae naranja
0,5 ae bergamota
Phytokeratina 
y vitamina E 
(unas gotas de cada)

En parte de la masa, aparte:

+ hibiscus rojo (una cucharadita)


Hibiscus... Quería probar esta planta también considerada ayurveda y con sus buenas propiedades. Dejó teñidas las piezas de un rojo granate precioooooooossssooooo! Y me alegré, igual me dejaría reflejos caobiños! jjjjj.... peeeeroo... la verdad es que no, jejeje... 
Para que dejen color habrá que usar henna, por cierto, he leído que la hay "transparente"!
En realidad la llaman henna neutra y es incolora, es decir, no colorea. Es interesante saberlo, verdad? Cuánto se aprende!

><

Las 5 piezas recién desmoldadas, aún frescas, con y sin hibiscus:


En cuanto secaron más, el rojo terroso se volvió granate brillante. Precioso!

Y qué me decís del molde? Un oportuno corazón...




Os suena?



Efectivamente! es el envase individual del queso fresco Burgo de Arias! Han actualizado el envase (gracias a Dios!) Esas ranuras chiquitinas diabólicas por todo el envase que a veces se quedaban con trocitos del queso, eran realmente necesarias? Sigo sin entender como no cambiaron antes el formato...Tantos años complicándonos la simple tarea de desenmoldar el quesito... jjjjj

Pues bien, fue verlo y pa casa! Es ideal por su forma para coger y usarlo con toda la mano aparte que mono.

Ya sabéis, mi forma de aportar otro granito de arena para con el medio ambiente ;D

OBSERVACIÓN:
Por último y como punto final, comentar que a pesar del aceite esencial de naranja y los polvos de lo mismo, así como en otros jabones me los dejó perfumados A NARANJA que alucinabas, en éste, el Fenugrec que si no es el curry sin más, debe ser primo hermano, pudo con toda la naranja en lo que a aroma se refiere. 

Y a pesar de sus sólo 10 gramos dejó unas piezas oliendo a curry que no veas... El color final ya me daría una buena pista, je! Casualidad.... o Causalidad?

Fenugrec... Una de las razones para comprarlo fue precisamente que era anticaspa y regulador de sebo, así que... si no os importa oler a restaurante de comida india o asiática sin más, mejor echadle menos cantidad aún! ><

Me pasó como con el neem en mi jabón para el verano. Que es un jabón estupendo pero ese olor fuerte del neem te echa para atrás. A pesar de la poca cantidad que metí. 
También depende de si necesitas un "jabón-tratamiento", entonces lo primero es ayudar a nuestro cuerpo a mejorar esos problemillas y no nos debe importar. Y ese jabón desde luego, para pieles con psoriasis o atópicas o dañadas, es ideal.

Y por suerte, con el tiempo ha perdido fuerza aromática, al igual que el champú sólido con fenugrec.



Ya sabéis,
a seguir experimentando! 

Que os divirtáis!

:D


4 de agosto de 2017

CHAMPÚ SÓLIDO para cabellos grasos

La inspiración para esta receta fue tomada del estupendo blog de Lourdes de "Aquí con mis cosas".


Los más oscuros son las joyas protagonistas en cuestión.



Yo, como siempre, improvisando y metiendo de todo lo que hallo en mi despensa jabonil que no es poco, lo llevo a mi terreno y en fin, intento hacerlo con cabeza, meto lo que se pueda adaptar a la finalidad del producto a elaborar. 

Así que... aviso que con toda seguridad, con la mitad de ingredientes os sale una receta igual de genial e igual de efectiva, pero... qué le voy a hacer, las cosas por desgracia tienen caducidad aparte de que soy muy golosa en meter de todo lo que puedo como si de un laboratorio se tratara, para algo lo compré, no? ><

Pues éso... aquí mi receta (gramos) para 2 unidades grandes:

100 SCI
20 SCS
20 Shikakai
(polvo planta ayurveda)

12 leche coco
(líquida)
10 aceite coco
9 aceite Argán
7 Phytokeratina
5 arcilla blanca
4 inulina
4 extr. ortiga
(extracto líquido)
4 hidrolato lavanda
2 hidroglicerato hierbaluisa
2 avena polvo
2 neem polvo
1 alga espirulina
1 kapoor kachli
(polvo planta ayurveda)
1 romero molido seco
1 bolsita manzanilla
(de las de infusión, sin infusionar
sólo planta seca)
0,5 ae ylang ylang
vitamina E






23 de julio de 2017

EXFOLIANTE facial SÓLIDO.

El mundo de los tensioactivos, con el cual me he topado por suerte para poder crear champús sólidos estupendos, me ha abierto un mundo nuevo con nuevas posibilidades.

Mi primera ocurrencia fue un exfoliante en barra de uso facial que se pudiera coger cómodamente y restregar por la cara de forma práctica.



Como siempre me pasa, la intención era poner 4 cosillas entre las cuales la protagonista sería la avena, pensando en el cutis acneico de mi hijo adolescente pero que sirviera para todos los demás, algo versátil. Pero acabé metiendo más cosillas, ya que las tenemossssss....  ><

A falta de tener moldes para formato barra estrecha como yo quería y ante el desconocimiento que no sabía si se dejaría cortar correctamente, le di forma estrecha de barra a algunas piezas apretujando el molde mientras secaban :)

Y así quedaron las 4 unidades que me salieron:




Ingredientes (grs.) (4 un. pequeñas):

- SCI ... 110 grs.
- infusión manzanilla ... 40
(2 bolsitas  para que sea concentrada)
- 20 ácido esteárico
- avena molida fina ... 20
- a. borago (borraja)... 15
- a. jojoba ... 15
- a. arroz ... 2
- flores de manzanilla 
(de las 2 bolsitas que usé en la infusión concentrada)
- neem en polvo ... 0,6
- naranja en polvo ... 0,6 
- romero seco molido ... 0,5
- salvia seca molida ... 0,1
- vitamina E


A mi me encanta el resultado que dan, salieron unas piezas muy exfoliantes (no imaginaba que tanto) y el cutis queda superfino y agradable tras su uso.


En la mano, una pieza ya usada varias veces. Duran un montón!


Tras el uso, que no es más que humedecer el rostro y restregar en él dibujando círculos directamente con la pieza, dejar un buen rato, (según las prisas pero mínimo unos 15 minutos) para darle tiempo al cutis a recibir los ingredientes guays que le hemos metido y aclarar con esponja o a chorro de agua del grifo. 

En este caso yo prefiero el chorro, para evitar que las cascarillas de la avena molida y las plantas se queden retenidas en la esponja y me la enmohezcan, que salga moho, y afecte a la esponja y a mi piel con el tiempo.

Al contener naranja que es un cítrico, aconsejo usarlo de noche o si no se va a salir ya de casa ni exponer al sol, por si acaso. En caso de querer un limpiador exfoliante para el día, mejor evitar la naranja, pero a mi me encanta el aroma que deja y el resultado tal cual hice la formulación.

Como me enrrollo, no? bffff....

Decía.... que tras el uso, no es necesario aplicarse crema alguna. Recordad de no aclararse con jabón! Aclarar sólo con agua, que queda bien. No queda aceitoso. El cutis queda afinado y suavecito y con una sensación de hidratado que te mueres por volverlo a usar! :P

Hasta la próxima!



16 de julio de 2017

CHAMPÚ SÓLIDO para toda la familia.

Cuando digo "para toda la familia" me refiero a todo tipo de cabellos a no ser que tengan un problemilla de alergia a algo concreto o que le irrite alguno de los ingredientes.

Aunque lo tenga diferente de los demás, como por ejemplo, que sea demasiado graso o tenga caspa, igual lo pueden usar sin problema sólo que según lo que tengamos en la despensa jabonil mejor les irá otros tipos de ingredientes o aumentar algunos de ellos para contraatacar ese problemilla concreto. Es lógico, no?





También a tener en cuenta... según los ingredientes usados la pastilla puede quedar verde, oscura, etc. lo cual no tendría porqué afectar a los cabellos rubios si el aclarado se hace bien, pero lógicamente si alguien en la familia es muy rubio o muy canosos, pues mejor un champú color claro o al menos sin ingredientes foscos, verdad?

Pues una vez tenido en cuenta estas tres puntualizaciones paso a dejaros mi formulita.

La inspiración para esta receta me vino de la mano del blog de "La despensa del jabón". Tienen unos vídeos muy amenos, me gusta como explica el chico. 

Como estaba vírgen en tema de tensioactivos empecé probándolos con su receta como idea base de tensioactivos al 50%, una de las opciones que ya comenté por aquí (al final del post).

Para 2 piezas redondas (gramos):

75 SCI
70 SCS

10 aceite coco
10 aceite Argán

20 infusión manzanilla
10 avena en polvo
5 leche coco
5 arcilla blanca

4 Tocobiol C
(conservante)
3 inulina
2 Phytokeratina

Ginseng 
(extracto líquido)
Seda
(hidrolato proteína seda)
ae naranja


De ginseng, seda y ae naranja, a ojo, un poquitín, sólo lo justo de este trío de líquidos para manejar mejor la pasta resultante. Estamos hablando de gotas !


Como salían unas 2 piezas, una la dejé con la receta expuesta para que se quedara una pastilla blanca.

Para la segunda pieza, quise probar los polvos de Rosa de Damasco porque prometía un rojo muy tentador si llegaba a "teñir" un poco mis canas, además de considerarse una planta ayurvédica y sus propiedades regenerantes, antienvejecimiento y calmantes entre otras.


Pero... oh, sorpresa! no sólo no coloreaba sino que nada más meter la cucharita de polvos la masa se volvió verde! Absolutamente verde! Ver la primera foto del post.

Cuando al día siguiente! fui a desmoldar la pieza con Rosa de Damasco, el color había mutado a beig !!! ... en fin, sólo espero que las propiedades de la Rosa damascena hayan perdurado a pesar de la mutación del color...






Me lío con algunas fotos de "Resultados en mis cabellos" porque son parecidas y las fechas ya ni recuerdo cuál lavado sería... así que como éstas están guardadas en la carpeta de estos champús, el blanco y el verde, supongo que serían de cuando utilicé los mismos. 

Como estuve usando los "míos" (antes de descubrir los tensioactivos) puede ser que estas imágenes, por las fechas, sí se correspondan al uso de éstos del post que nos ocupa.

Y si no, da igual, porque todos los que he probado con tensioactivos dejan el pelo igual de superbien como se ve en estas dos fotos. ><



En esta foto me llamó la atención las zonas amarronadas en mis cabellos y empecé a investigar con el espejo, al sol.
Yo me lo veía en blanco y negro...A recordar para otro post que vendrá más adelante. ;)



9 de julio de 2017

CHAMPÚS SÓLIDOS: Algo de teoría

Vaya por delante y no me cansaré de repetir que no pretendo dar lecciones de nada y menos en lo concerniente a cosmética (fuera del campo del jabón)  ya que a mi parecer es cosa mucho más delicada y algo más compleja porque se suelen utilizar ingredientes llamados "activos" y hay que saber manejar ciertos productos, y una ni tiene estudios sobre el tema ni pretende ir de lista y ni siquiera de maestra en algo que es tan delicado que lo que a uno le funciona o le sienta bien, a otro puede que le dé un yuyu por alergia o por reacción a una mala combinación de ingredientes.

Como mucho, me atreveré a compartiros cosillas básicas y naturales que solemos tenemos en cocina, ya iremos viendo...

El jabón se considera un cosmético, no un detergente, porque en el sobreengrasado queda parte de ingredientes que pueden (y deberían que para ello los usamos) interactuar con nuestro cuerpo (piel, cabello, etc.); la mayoría suele ser parte de los aceites utilizados que se quedan sin saponificar y también el resto de ingredientes extra que pueden ser ingredientes activos (o no), pero que de alguna forma "tratan" (o pueden hacerlo), o sea, que pueden conseguir ciertos efectos deseados, buscados o no: regular sebo, hidratar, regenerar,... como si de una crema o un sérum se tratara. 

Pero al jaboneo no le tengo tanto miedito como a la cosmética, pues aunque igualmente un jabón pueda provocar una reacción alérgica, es mucho menos probable por cuestión de cantidades o de proporciones de cada uno de los ingredientes en el resultado final, además de que el tiempo también le afecta y aunque le mejora unos aspectos le puede hacer perder fuerza a otros, como ciertas propiedades, lo cual lo convierte en algo menos arriesgado, o menos peligroso, a mi parecer. Así lo entiendo yo.

Por supuesto, el que sabe que es alérgico a algo, ya se asegura de que un cosmético, jabón o no, no lleve ése ingrediente que le afecta malamente. 
Y el que no lo sabe... pues todos estamos expuestos a todo, sobre todo en la actualidad que las alergias van en aumento y acabaran amargándonos la existencia a todos sin excepción; pero siempre te afectará en menor medida un porcentaje mínimo de ese ingrediente que un porcentaje alto o más concentrado en algo como una crema que se queda en la piel sí o sí, no como el jabón que está unos segundos o como mucho unos minutos, lo aclaras y es menos probable que llegues siquiera a percibir algo, un leve picor como mucho...no sé, pienso yo... 

Así que...  arropándome en la precaución, sólo me limito a contaros algo de teoría (aunque suponga que llegue a ser un post bastante larguito) que me parece básica y lógica, y os puede ayudar a empezar; insisto, teoría que he ido aprendiendo de forma auto-didacta por la red y como vengo haciendo, iré opinando sobre mi experiencia lo que vaya probando y cada cual que vaya experimentando también con su propia piel, pues cada persona es un mundo y cada cabello también, y ésto es algo de lo que también debemos ser conscientes todos.



Yendo al grano.... os diré que como reza el refrán "Cada maestrillo tiene su librillo" cada cual tiene su fórmula base en la que cada cual puede modificar según sus gustos o necesidades. 

No es complicado, básicamente se debe distinguir entre los ingredientes líquidos (oleosos y/o acuosos) y los secos. Se mezclan por tipos y por separado, y al final, todos. 

A mi parecer, lo que puede ser más difícil es que es necesario encontrar un equilibrio entre ambos para que todo se pueda mezclar bien y se amalgame lo suficientemente bien para que quede todo compactado, un producto final sólido. Es lo que buscamos, verdad?




Todos tenemos nuestros ingredientes favoritos, esos que casi nunca faltan en todo lo que hacemos.
Para mi, la arcilla blanca y la avena, son dos de ellos. Pero ya hablaremos de ello.


Al final del post, están las instrucciones de elaboración pero...


En primer lugar, desarrollaré un poco los tipos de ingredientes que componen estos tipos de champús sólidos:


TENSIOACTIVOS 
(SCI / SCS):
Estos tensioactivos ya os los mencioné aquí, donde os di los enlaces a un lugar donde explican profesionalmente qué son. 

Con esas explicaciones aprendidas, en este post sólo comentar que son como polvos (o sea, que son ingredientes secos) uno con un granulado más grueso que el otro, por lo que se aconseja moler un poco antes de proceder a mezclar.

Lo ideal es la misma cantidad, o sea, al 50% de ambos tensioactivos del porcentaje de tensioactivos en el total de la fórmula, pero como cada cual es un mundo, las necesidades también son diferentes, por lo que:

* para cabellos grasos aumentar la proporción del SCS sobre la proporción del SCI

* en cambio, para sensibles o niños, usar solamente SCI o aumentar el SCI (es más suave) sobre la proporción de SCS .



ACEITES:
La mayoría o en su totalidad deben ser líquidos y aquí se incluyen los aceites esenciales.

Si se usan mantecas, que no constituyan el total del porcentaje; mejor en un porcentaje bajo, pues necesitamos algo líquido para amalgamar todo lo demás que es seco; además, a mayor cantidad de mantecas mayor fusión del jabón, o sea, se gasta más rápido. Es mi impresión.

Otro dato a tener en cuenta: para grasos rebajar la proporción de aceites y usar más jojoba o karité por ejemplo, sobre otros aceites más pesados, compensar aumentando arcillas por ejemplo, en la parte de los aditivos secos.



INGREDIENTES ACUOSOS:

Lo más sencillo es echar agua destilada o mineral, pero a mi parecer, ya puest@s a echar mejor echar ingredientes no vacíos, o sea, que sirvan para algo, aunque sólo sea perfumar o dar color, no? y si tienen propiedades útiles, mejor que mejor: hidrolatos, infusiones, aloe vera, hidrolizados, vitaminas en líquido o gel, leches (animales o vegetales), extractos en líquido/glicerina (ojo si son oleosos pues también van con los líquidos pero se cuentan en el porcentaje de aceites o grasas), etc. etc.



ADITIVOS SECOS:

Plantas y/o flores secas y/o molidas, arcillas, harinas (avena, maíz, arroz etc.), inulina, etc.etc. Lo que se te ocurra, que seguro olvido muchas cosas... que no sea líquido (o sea, ni oleoso ni acuoso).






INSTRUCCIONES ELABORACIÓN:

Aunque se puede elaborar todo en frío, quedan mejor compactados si elaboramos y mezclamos todo en caliente, porque los ingredientes se integran mejor unos con otros, eso sí, al BAÑO MARÍAsiempre! No directamente al fuego. Y no pasarse con la temperatura alta porque perderemos propiedades de estos nobles ingredientes y no puede ser. 

Lo primero sería poner a fundir mantecas y ceras si se usan (pero cera, si se usa, muy poca eh? Un dato: las ceras pertenecen al grupo de las grasas).

Mientras, machacar el SCS (si se usa) que tiene un granulado grueso y con precaución al manipular ambos tensioactivos, porque en estado puro son un polvillo irritante para las vías respiratorias (cubrir boca-nariz). Mezclar estos dos tensioactivos u otros (que sean secos, pues también los hay líquidos), e ir añadiendo secos y mezclando a cada ingrediente añadido para que todos se vayan integrando correctamente.

Cuando ya tengamos las mantecas derretidas (pero apenas quede algún trocito ya apartar del fuego y seguir removiendo para acabar de fundirlos), añadir resto de oleosos y los acuosos a los secos, y al final, ya todo. 

Por último, todo más enfriado, el conservante o los ingredientes más delicados o que no puedan ponerse al calor por tener algún punto más volatilizable, como puede ser el aroma o ciertas propiedades...



Aunque al principio parezca que es imposible, esperad! Resistíos a echar más ingredientes líquidos, si acaso gota a gota (es un decir) pues tras un ratito veréis que sí, que queda una masa "trabajable" ni seca ni líquida. 

Enmoldar, y si no nos hemos pasado con los líquidos (recordad: oleosos y/o acuosos) al día siguiente ya podrá usarse el producto, no necesita más que un tiempito para "reposar", para que lo seco acabe de absorver lo húmedo. 

Cuantos más días guardados (en un lugar aireado y/o seco), más seco estará, obviamente, y más duradero será nuestro champú sólido.

Si nos hemos pasado con los líquidos, no se podrá desenmoldar y sólo será cuestión de mucha paciencia y esperar a que pasen los días para que los acuosos se evaporen. 


Si aún así no se puede desenmoldar, será que nos hemos pasado con los oleosos (recordad: aceites líquidos y/o mantecas), seguirá blandengue e indesmoldable. Entonces, no nos queda otra que volver a fundir al baño María (siempre y más rápido si lo rallas si se deja, o cortar en pedacitos), y añadir algo más de ingredientes secos, bien arcillas, o tensioactivos, por ejemplo. 

Pero ojo! siempre de poco en poco, más vale volver a deshacer y añadir que pasarse con los secos porque entonces volvemos a necesitar líquidos, y vueeeelta a empezar y no es plan ...jjjj...


Os dejo algunas BASES / COMBINACIONES que he ido encontrando. Yo he probado algunas de ellas, diferentes, y todas me gustan mucho: 

 50% tensioactivos 
(SCI +SCS) 
15% aceites 
15%ingredientes acuosos 
+   20% aditivos secos 



*******************************

Otra combinación base que encontré:

35% SCI
35% SCS
10% aceites
10% acuosos
10% aditivos secos


********************************

Otra combinación parecida:

30% SCI
30% SCS
Hasta 15% aceites 
(Según tipo cabello y cuero cabelludo: secos hasta el 15%, grasos menos del 15%...)
(Además, se incluyen los aceites esenciales 1-4% dentro del % total en aceites)
Hasta 15% acuosos
(Según % aceites usados, necesitaremos más líquido o no para unir todo)
El resto de % total: aditivos secos



**********************************


Otros prefieren desterrar y/o renegar del SCS y utilizar plantas con propiedades espumantes como el Shikakai o el Amla o las nueces Reetha (o Aritha), etc... para compensarlo:

50% SCI
20% plantas espumantes
10% aceites
10% acuosos
10% aditivos


*********************************


Y así hasta el infinito! Es otro mundo aparte . 

Que os divirtáis! 

;D