Traductor

7 de agosto de 2014

Latas-portavelas en un plis y sin colas ni pistolas.

Cuando hace pocos años buscando papeles bonitos para mis jabones empecé a descubrir el "scrapbooking", definitivamente fui feliz navegando por la red. Por fin, podía ponerle nombre a ese estilo que me teletransportaba a otro mundo paralelo al real, a mi mundo platónico. El shabby-chic !? lo vintage !? (son lo mismo???? me gustan tantas cosasssss....) Y esa palabreja me dio la llave de esa puerta virtual que me teletransporta cada vez que me apetece soñar.

Soy una piscis, no sé si tendrá algo que ver, pero soñadora lo soy y mucho. En éso aciertan siempre: los piscis somos unos soñadores y unos sensibles. Quizá demasiado... masoquistas del sentimiento, diría yo...   :P

En mi mundo real intento que todo sea más práctico, quiero decir que aunque me encantan los botes, las cajas, los muebles auxiliares, las cajoneras sobre todo y cualquier tipo de estantería múltiple o cosas así para organizar y ordenar y reordenar.... intento no adquirirlos para así facilitarme la vida evitando la acumulación de objetos. (ejem! realmente no acumulo objetos igualmente?)))))

Aún así, confieso que no, no lo consigo jejeje... lo doméstico no me va demasiado. Yo más bien sólo viviría para crear, crear y crear.... teletransportarme a mi mundo imaginario, a mis momentos individualistas, a mis ratitos de soledad con algo entre manos... y ésto nos lleva a acumular y acumular, a tener el síndrome diogenero, a no tirar nada.....

Siempre he sido una persona con los pies en el suelo. No me he dejado llevar. Pero es con este proyecto de los jabones tras un duro golpe de realidad hace poco más de un año, con el que digamos me estoy soltando la melena y por fin voy consiguiendo hacer cosas que antes no hacía más que aplazar: hacer manualidades y usar-reciclar materiales guardados desde el año catapún!

Con deciros que tras 4 años por fin he barnizado-pintado mi banco de madera del jardín! Creí que la pintura se habría secadooooo!!! 
Y qué satisfacción, por Diossss!!! Más que nada porque estaba fatal el pobre...

Bueno, que ésto ya se parece más a un diario personal o de vete a saber qué.... que a lo que debería ser, un blog de jabones! :P

Os habréis fijado que voy alternando (más o menos) post de jabón con post de manualidad, más que nada porque como os dije no estoy elaborando mucho jabón. Y ahora toca manualidad. :)

Toda esta introducción es para enseñaros una de reciclaje estupendo que realicé hace poco con motivo de mi participación en una feria nocturna veraniega en un lugar especialmente rústico, en pleno campo! (Que por cierto se aplazó al 15 de agosto, ya os enseñaré fotos)





Me miré esas 4 latas juntitas, las lavé y enseguida me las imaginé vestidas para un fin, me harían de portavelas, con poco esfuerzo y aprovechando material del que disponía. Y sin pelearme con la pistola de cola o silicona caliente!!!!!


Está claro que a simple vista no son ideas originales sino fruto de alguna foto que habré visto o más bien una combinación de varias ideas... 



Pensé en un mini-tutorial que están tan de moda pero en el momento de hacerlos no hice fotos, fue pensado y hecho! ya conocéis mi defecto principal, la impaciencia.... Pero por si a alguien le interesa hacerse unos, aquí van unas explicaciones... 

Empezamos con el material para 1 unidad: 

1) Lata de atún con tapa abre-fácil (las mías son Hacendado-Mercadona-) para que no tengamos que lijar los bordes, ya no cortan y quedan perfectas.

2) Cuerda al gusto.

3) Botones chulos con aro detrás (ver foto más abajo) y algunos con brillantina para que brillen con las llamas de las velas (Los míos son de Dress-it-up modelos "A bugs world" y "Button fun 740")

4) Grava o cualquier material de relleno para estabilizar la velita y hacer bonito (sal gorda que se puede tintar con colorantes, arena playa, ...)

5) Velita tipo calienta-platos que no sea muy grande para evitar llama grande (como véis en las fotos).




Procedimiento: no tengo foto pero a ver si me explico bien... 

1) Para no tener que utilizar cola ni nada dejar unos 8 centímetros del extremo de la cuerda libres y empezar a enrrollar alrededor de la lata por el exterior a partir de media altura hasta la base, aunque se puede empezar al revés. Pero siempre desde media altura para que quede un trabajo "limpio"sin cuerdas cruzadas antiestéticas.

2) Cuando hemos llegado a la base, subir la cuerda por encima de la primera vuelta y seguir enrrollando alrededor de la lata en el hemisferio de arriba hasta llegar al borde superior. Que las vueltas queden bien apretadidas.

3) Donde acaba la última vuelta que no se pueda enrrollar más, sujetar con un dedo apretando y cortar la cuerda dejando 8 centímetros libres para poderse reunir con el otro extremo libre y poder hacer el lazo. Vuestra intuición os guiará perfectamente. ;)

4) Proceder a hacer un primer nudo o dos con los dos extremos para que no se desmonten las vueltas y meter un botón bonito (en este caso mariquita o mariposa) que tenga un agujero tipo aro atrás, como véis en la foto de abajo. Que quede bien centrado y sobre todo de frente o para que quede en lo alto de la lazada, que no cuelgue hacia abajo.

5) Procedemos a hacer el lazo con ambos extremos de la cuerda y ya está!

6) Rellenar con grava, sal gorda, arena de playa o lo que tengas a mano y ubicar la velita tamaño calientaplatos. No debe ser muy grande porque la llama sería más fuerte y su calor podría estropear el botón con brillantina o lo que pongáis de decoración o incluso producir un pequeño incendio!, ni muy alta porque entonces ese detalle no luciría nada, no se vería.



7) Por último, como yo tenía esas libélulas con brillantina pero sin agujero de ningún tipo para sujetarlas, aproveché su cuerpo largo para sujetarlas a la cuerda en la parte de atrás (mirar foto arriba) y así mantenerse plantada, para recibir la luz de las velas y brillar con luz propia! :D

A mi marido le gustaron mucho cuando las vio! Y opinó sin preguntarle! 8O Y a vosotros, os gustan? :)


Está claro que según el material que uséis para la parte posterior ya encontraréis la idea para sujetarlo y cuidado! no uséis material inflamable como por ejemplo la goma-eva con purpurina, ni otra!, ni material parecido, podría inflamarse, o sea, encenderse en llamas

La mariposa trasera la tengo sujeta con un alfiler doblado pero si queréis hacerlo con niños está claro que tendréis que pensar en otro sistema. ;) Quizá un imperdible?

Otro resultado final podría ser colgar una bolita o dos de abalorios en cada uno de los extremos del lazo y si son transparentes, mejor ;)
(Yo no encontré los míos jejeje...)

Lo de los botones no me suena haberlo visto, pero se deben a que es inevitable que cada cual le ponga su toque personal para evitar cualquier "copia" o "plagio" que se precie, ya que estamos tan empapados de tantas ideas y tanta creatividad que ni sabes de dónde te viene la inspiración. 

Así que espero que si estos portavelas se parecen a los de alguien, entiendan que son materiales que todos tenemos en casa y lo más rápido y sencillo de utilizar. Es inevitable que se parezcan.

NOTA: Lógicamente, al haber fuego por medio, no me hago responsable de cualquier accidente que podáis provocar vosotr@s ni del material que hayáis usado en esta manualidad. Cada cual con su sentido común   :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, nos anima a seguir el saber que estáis ahí !!! :-)