Traductor

17 de julio de 2014

Jabón rústico de café.

Es una variante de los jabones de café exfoliantes anteriores, parece que a la gente les gusta y como no me gusta repetirme, pues pensé en cambiar de formato esta vez.


En esta ocasión sólo la mitad es exfoliante, la parte más oscura. Porque no todos los días hay que exfoliarse.


No son preciosos? Me encantan!!!
Como sus antecesores llevan café recién molido de Costa Rica (aún me queda jeje...), aloe vera, karité, cera de abejas, miel de naranjo, aparte de los consabidos oliva virgen extra y coco, naturalmente. 




Una cosa te lleva a otra, la imaginación vuela y al final, así quedó de bonito y apetitoso este jabón, no os recuerda a un brownie? Con sus trocitos de nueces y todo!

En esta foto intentando buscar el color real de la pieza de jabón cambiando el fondo :) Pero estaba en el exterior, hacía demasiado sol ;P
 Abajo, posando con pizarra de fondo, ya que los colores del jabón también me lo sugerían...



Quién me iba a decir que de esta barra tan "fea" iban a salir unas piezas tan bonitas! :)

Es lo sorprendente de esta afición tan viciosa, nunca se sabe. 
Yo le llamo "magia" ya que una remesa nunca-nunca resulta idéntica a otra, aún con los mismos ingredientes... muchas cosas pueden afectar para bien o para mal, sobre todo el tema de las temperaturas.

Tengo ganas de probarlo ya! La espera se me hará muuuuuu larga. :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, nos anima a seguir el saber que estáis ahí !!! :-)