Traductor

25 de octubre de 2017

BIZCOCHO casero. LOS TRUCOS DEFINITIVOS.



Os preguntaréis que tendrá de especial mi bizcocho a estas alturas que todo el mundo habrá hecho en su casa tropecientos mil!

Pues chic@s, para mi, que me salga un bizcocho bien alto, que mantenga el tipo desde que sale del horno hasta el día siguiente (y porque no dura más), que se mantenga tierno, que no te pique la garganta, que salga buenísimo de sabor y en fin, que sea un bizcocho más que decente SUPREMO!.... para mi... es de mención especial y de hacerle un post personalizado en exclusiva!

No es broma. Jamás conseguí el bizcocho que consigo hoy en día. ¿Es raro, extraño, triste! decir que hasta los 45 años, o sea, que hasta el 2017 no he sabido hacer un bizcocho? Pues así ha sido amig@s. Y ojo! que no me he atrevido a escribir este post hasta que he hecho ya varios tras el primero que debo decir fue el mejor de todos. Sigo persiguiendo ese bizcocho en mis sueños. Los posteriores, a saber por qué, no me han salido igual. Parecidos pero no iguales. Aquél fue simplemente PERFECTO! y aún hoy me pregunto cómo es posible que no le sacara ni una fotooooo...... snif, snif.... Nos lo comimos tan a gusto y tan rápido que apenas pensé en sacarle foto. No es propio de mi. Que hago foto hasta de las pifias... jeje....




Os dije en otra entrada el único bizcocho que me salía decente, el de nueces y canela, aquí.

Pues bien, como con los champús sólidos, no cesé en el empeño. Y aunque no he ido cociendo bizcochos todas las semanas, cada intento era para mi un gran reto.

Cuando al final se consigue algo que ha costado tanto de aprender o conocer o conseguir... creo que se debe ser generoso y compartir por si a alguien le ha pasado lo que a ti y facilitarle la vida. Que no sufra más... jjjj...


Cuando se saca delhorno se baja un poco pero aún así fijaos que altura tiene!


No he descubierto nada nuevo. Esta entrada tratará de un resumen-simbiosis de truqui-consejos cogidos acá y allá y que juntándolos tras tantos años con intentos frustrados y algunos hasta penosos y vergonzosos... me ha funcionado y quiero compartir. No hay más. Aunque parezca boba.

Dicho todo ésto...Tanta introducción es necesaria? Bueno, si eres seguidora de mi blog sabes que no puedo evitarlo y como este blog dio un giro más personal, y con lo que me gusta escribir y explicarme, y lo perfeccionista que soy, no queda otra... jjjj....

Las fotos corresponden a diferentes bizcochos posteriores al primero alucinante que no fotografié. Sigo dándome cabezazos, por Diosssss!




Vamos allá...
Ya se sabe que cualquier receta de cocina, sobre todo en repostería-bollería, es importante la precisión cuál formulación de jabones... Pues en este caso, una casualidad hizo que por fin encontrara el equilibrio de la fórmula del bizcocho básico-detodalavida y oh, sorpresa! sin usar la báscula de cocina!

Fui de visita familiar y por suerte me ofrecieron un bizcocho con manzanas agridulces que habían cocinado ese día y estaba buenísimo! Como no, pedí la receta. Y cuál fue mi sorpresa, que como no tenía manzanas de ese tipo, me puse a probar sólo para el bizcocho-base a ver cómo salía... y curiosamente, el bizcocho creció y creció, sorprendentemente se salía de la bandeja! Iba a desparramarse! Pero no lo hizo. Mantuvo el tipo y me salió un bizcochón superesponjoso y con una altura que ya no he vuelto a obtener! Fue sorprendente porque esa masa en ese bizcocho con esas manzanas más bien se queda a ras de la bandeja, apenas 1 centímetro y medio! Será por el peso de las manzanas, dice mi lógica aplastante, pues se ponen medias manzanas enteras cubriendo toda la superficie...


Éste es el aspecto del típico "cóc de mançana agredolça" de mi zona. Se pinta por encima, antes de meter en el horno, con una lechada de aceite girasol y azúcar y se espolvorea harina. Queda como tostadito y meloso. Hummm....!!! Ñam-ñam!!!

Aunque suele tener una base de bizcocho aún más plana. Por el peso de las manzanitas que no suelen ser grandes y por la humedad de éstas, supongo. En la lechada no se pone pero a mi me gusta mucho, la canela, y le puse pues va muy bien con la manzana cocida.



Bien... al ver que también el sabor estaba superbueno, ya no he vuelto a hacer el bizcocho de nueces y canela! Porque realmente yo siempre he ansiado un bizcocho corriente, simple, sencillo, básico...y más natural evitando la mantequilla. Pero esperad, que lo mejor y sorprendente... que las cantidades van a ojo! Me explico... no se pesan los ingredientes, se miden en vasos.

Las medidas en vasos me refiero a vasos de agua normales (de 200 ml). 

Fórmula original:

6 huevos tamaño L
2 vasos de azúcar (el blanco refinado) 
1 vaso de aceite de girasol
2 vasos de harina (ya con la levadura) 
(y  1 sobre Royal si la harina no lleva levadura)

Yo añadí lo siguiente:
1 yogurt (150 ml bífidus Lidl normal, no desnatado)
Opcional: Ralladura superficial piel de 1 limón



Otro  bizcocho de otro día.



CONSEJOS sobre los ingredientes:
- Los huevos si son camperos mejor. Aunque parezca una tontería o un capricho, deciros que he comprobado que las claras de los camperos se montan más y mejor  (más rápido) que los corrientes de los supermercados. La calidad se nota ahí mucho. 
Los camperos vienen en diferentes medidas. Si usáis los corrientes que sean talla L.

- El azúcar mejor que sea el blanco refinado corriente, pues he probado con azúcar moreno y/o miel y el sabor no gustó a los de casa. A mi, aunque me gustan sus sabores, no me gusta el azúcar moreno y la miel porque al cogerlo con las manos el bizcocho está como pegajoso.

- El aceite debe ser de girasol porque el de oliva sabe muy fuerte. No sabe igual. Y no se puede prescindir de él porque el bizcocho queda más seco.

- La harina yo pongo la que ya trae levadura, especial para bizcochos (del Mercadona para ser más exactos... la del Lidl no me gusta tanto porque creo que no me sube tanto).

- El yogurt yo uso el bífidus del Lidl, el normal, el desnatado no. Probé un día con nata a falta de yogurt y no salió igual. 
Además, un yogurt normal viene con 125 ml. Éste del Lidl viene con 150 ml. y parecerá una chorrada la diferencia, pero chic@s, cuando cambio algo, no me sale igual de bien! 

Y estamos hablando del bizcocho perfecto! En aspecto y en sabor! ;)
Y es que a mi, ni el típico bizcocho de usar la medida del vaso del yogurt, me salía tan alto y tan bueno. Cosas que le pasan a una! ><

- La ralladura de piel de limón es opcional. Se puede poner de naranja o ya lo que dé en el momento de elaborarlo... pero lo descrito hasta ahora y los truqui-consejos de más abajo, no pueden variar. Siempre que he obviado un paso o cambiado un ingrediente... no sale igual de bonito ni igual de bueno. COMPROBADO. Aunque si sólo es añadir cacao puro... no me fue tan mal. 


Para hacer de él un pastel.















Más truqui-consejos, sobre la elaboración:

- Encender el horno a 150 ºC y nada de prisas, a horno convencional, arriba y abajo. SIN TURBO !. O sea, sin ventilador! De principio a fin.

- Huevos... Separar las claras para montar. También siempre me he preguntado si deberían estar fríos de la nevera o si a temperatura ambiente... Pues bien, como vamos a tener que montar las claras a punto de nieve, mejor fríos. Montar hasta un punto de nieve dura y reservar aparte.

- Azúcar... Hay que poner 1 vaso en las claras a medio montar, poco a poco, e ir montando... y el otro vaso batir con las yemas hasta que se cree una espuma clara.

- Aceite, yogurt, ralladura limón o cacao los extras que le quieras poner, añadir a la vez en la espuma de las yemas.

Harina... Tamizarla. O sea, pasarla por el colador. Siempre me ha parecido una tontería ésto... porque luego se bate todo. Por qué no batirlo todo a la vez? Pero oye, yo qué sé. Alguna ley de física simple y desconocida...jjjj... Ir añadiendo a empujones e ir batiendo con lo demás.

- Ir añadiendo las claras montadas de a poco en poco con el típico "movimiento-envolvente.sin-batir-la masa- con una espátula de lengua repostera, mejor...

- Y ya está! Echar sobre el papel de horno (o con mantequilla y harina restregadas) en la bandeja y al horno.

 Hasta los 45 minutos aproximadamente. Ni más ni menos a estos 45 minutos, con mi horno, yo golpeo la puerta SIN ABRIRLA y si el bizcocho ya no tiembla en el centro, ya está hecho! No dejar un ratito más por si acaso, no... apagar horno y abrir un poco la puerta para que no reciba aire frío de golpe y se desinfle más de lo normal.

Creo no haber olvidado nada! Ya véis... consejos que seguro habréis leído o practicado mil veces, pero que aplicados en una simbiosis perfecta con la casualidad de la medida de los vasos, a pesar de la imperfección de las proporciones midiendo así!, siempre sale de LUJO!

Alguna vez, probé de echar menos masa en la bandeja y hacer magdalenas... y éstas bien, pero el bizcocho apenas creció comparado con lo habitual, o sea que, como ya os he dicho, cualquier variación, que sea bajo vuestra responsabilidad de si queda bien o queda mal....jjjj... yo avisoooo!



También intenté con otras manzanas, no se suelen encontrar las agridulces y no me quedaban suficientes, y... tampoco salió como debía. Comparad con el bizcocho de agridulces más arriba. Nada qué ver! Las manzanas quedaron medio duras, el bizcocho se infló más porque no estaba tan cubierto de manzanas, y el sabor, bien pero no de lujo... aún sólo cambiando de manzanas!


Edito y añado más fotos de bizcochos de otros días para dar fe de RETO CONSEGUIDO!!! :






Éste último podría representar bien el primero de todos que no fotografié. No es perfecto?
 ;)


4 comentarios:

  1. ¡ vaya !! que bien te la curras; pasión , constancia y amor con todo lo que hacéis .-

    Me gusta la forma de explicar .- un saludin---

    ResponderEliminar
  2. Buenos días
    Me parece una receta genial y me gustaría hacerla pero tengo una duda.
    ¿Cual es el peso o la capacidad de ina taza?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Soy Clara desde el móvil. Paulino, ya lo menciono en el post...la medida de un vaso de agua normal de agua que suele tener un volumen de 200 ml. En gramos se ve que no importa mucho pq nunca será exacto, es a ojo, y ahí está la magia. Si desconoces la capacidad de tu vaso creo que no importa pues como todos los ingredientes principales se mediran con el mismo vaso, todo será proporcional y por tanto tiene que salir bien. Lo único el yogurt. Pero si te queda más bien seco será que tu recipiente de medida era más grande y tendrás que añadir más yogurt o más de otro líquido...deberás encontrar tu propio equilibrio entre ingredientes. Saludos.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario, nos anima a seguir el saber que estáis ahí !!! :-)