Traductor

4 de noviembre de 2017

Potingueo: TEORÍA MUY BÁSICA con receta crema hidratante y protectora.

Antes que nada y superimportante deciros que no pretendo dar clases ni ir de experta en cosmética porque no, absolutamente!. Hasta ahora no me ha interesado ni he conocido este mundo, porque lo veo "peligroso" y/o delicado sin tener ciertos estudios dado el aumento de alergias y sensibilidades

Buscando el truco para un buen champú sólido he tenido la oportunidad de encontrarme en este otro mundo, y me he sumergido un poco en la cosmética natural este último año y vamos, que yo seguiré haciendo mis potingueos a base de aceites, ceras, mantecas y poco más, sin más activos complejos, en primer lugar porque no se necesitan ingredientes complejos o muy caros para obtener un producto para ti misma que sea hidratante, emoliente, calmante, etc... según lo que necesites.
Más allá, lo dejo para los entendidos y/o profesionales. Yo me limitaré a compartiros mis "experimentos" con el potingueo hayan salido bien, mal o regular y punto.

Hay que tener muy en cuenta también, que cada persona es un mundo y lo que a uno le sienta bien o le da buen resultado no tiene porque resultar igual de bien para otra.





Siempre en todo es muy importante tener en cuenta unos imprescindibles consejos básicos

- Lo primero es desinfectar muy bien con alcohol o esterilizando en agua hirviendo los recipientes y utensilios a utilizar.

- Hay que respetar las medidas/ las dosificaciones (el % que recomiendan los entendidos) aunque confieso que al final yo siempre acabo improvisando y echando "a ojo", claro que no tengo entre manos ingredientes especiales y no afecta en el sentido de inconveniencia o peligrosidad)


- También tener en cuenta que los ingredientes interactúen en la misma dirección, para la misma finalidad o que se complementen, sin que interfieran entre sí. 
Por ejemplo, no pondremos un ingrediente astringente con otro que abre los poros... De ahí que hay que tener buenos conocimientos sobre este otro mundillo. Es un mundo aparte.


- Añadir siempre-siempre un conservante (superimportante!) cuanto más natural, mejor...pero claro... lo natural caduca antes, es más perecedero como puede ser el aceite de semilla de pomelo. 
Leí que ahora elaboran uno al que le han quitado el elemento que lo hacía fotosensible y se puede aplicar a formulaciones para usar de día.


- Tener en cuenta la caducidad . Ésta depende del conservante utilizado. Muchas veces se aconseja guardar el producto en nevera para que dure más o para mantener su consistencia. Pero desechar si ya ha superado bastante el plazo de caducidad.

- Olvidaba mencionar el Ph, también super importante. Merece una entrada aparte pero mencionar que el ph neutro para nosotros es el 7 en una escala de 0 a 14. El ph neutro comercial es el 5,5 por un tema que ya explicaré otro día.

Esta crema a mi me da un 7,5 de ph en las tiras que ya me va bien para mi cutis graso, como contorno de ojos y para el body (5 a 7,5). Un 7 ya es el tope para cutis normales que como los sensibles deberían recibir una crema de 6,5 para abajo. 

Pero depende de donde te informes, hay un poco de variación en los márgenes, así que... a ojímetro. Si te funciona bien a ti adelante, aunque no tiene porqué ir tan bien a otra persona. También no todas las zonas del cuerpo tienen el mismo ph. Bueno, no os lío más.

Sólo por si tenéis que bajar el ph... se puede añadir poco a poco (a gotas) ácido cítrico o ácido láctico. Pero es otro tema largo de explicar aquí, es otro submundo pues conservante y ph deben ir de la mano, no todos los conservantes sirven para todos los ph...



Como lo elaboré de noche, al día siguiente lo volví a fundir para hacer las fotos que os traigo al post.




Tengo en mis apuntes varias teorías para elaborar una crema, es cuestión de ir probando, pues cada piel (y cada persona, pues también va según los gustos personales) tiene unas necesidades diferentes, no es lo mismo echar la misma proporción de según qué aceites en una piel grasa que en una seca...todo depende. 

De todos modos, una crema propiamente dicha está compuesta por aceites y/o mantecas +  emulsionantes +  agua + conservante (precisamente necesario al contener agua). 
Y, obviamente, de tipo opcional los aditivos extra (activos, vitaminas, colorantes, fragancias, extractos líquidos o en polvo de plantas y/o flores, etc.). Todo un mundo, vaya!

Y en este caso, hacer un inciso: no es exactamente una crema por no contener su parte acuosa, no contiene nada de agua, pero hay que llamarla de alguna manera.

Yo digo que no hay una regla fija. Es cuestión de "prueba y error". Que te queda demasiado líquida? quizás es verano y hace mucho calor? o simplemente te has pasado en los ingredientes líquidos? añades un poquito más de cera o de emulsionante (estos ya son otro mundillo) o gomas (guar o xantana, por ejemplo) para espesar y solucionado. 

Yo uso mucho el "a ojo" en el potingueo, cantidades sin importancia de diferencia lógicamente, pero sobre todo no te olvides de apuntar en tus apuntes lo que añadiste cuando se enfrió del todo horas después o al día siguiente para corregir algo! No serías la primera que olvidara anotar algo y cuando vuelvas a querer que te salga igual, no haya manera.... :)





Recordad que existen ingredientes fotosensibles (reaccionan en nuestra contra con los rayos solares aunque esté nublado) que no se deben usar para productos de uso matutino, de día! como todo lo que venga de cítricos, aceite de rosa mosqueta, fragancias... pueden salirte manchas, o sea, empeorar la situación.


No quiero dar clases ni pretendo ser ejemplo o que mis potingueos lo sean, ya dije anteriormente que la cosmética fina para mi es cosa para la gente con estudios sobre ello.

Yo sólo hago combinaciones básicas, con ingredientes poco o nada complicados. Sólo son unos apuntes muy básicos.

Os dejo una combinación de ingredientes para una crema hidratante y protectora básica que yo elaboré para mis manos pero que bien se puede usar para todo, corporal y facial.

En el caso de uso facial, si hay acné esta formulación es válida pero se le podrían añadir polvos de neem o aceites por ejemplo de borago (borraja) y más jojoba.


Enfriándose una tarde fría.




Para 1 tarro de 75/85 gramos:

50 grs. de m. karité
10 gr. aceite de arroz  
10 grs. aceite de semilla uva
5 jojoba + 5 aceite borago
(añadidos 2 días después para mejorar textura
porque ha llegado el frío como de repente) 
  3 grs. de m. cacao 
  1 gr.  de cera de abeja (menos en invierno)
     1 gr. tocoferol C (o vit.E)
 1 pizca polvo rosa de Damasco (opcional)


La manteca de karité se puede sustituir por m. mango o m. nuez macadamia, aptos para todos tipos de piel y superideales para pieles maduras y desvitalizadas. Pero claro, son algo más caprichosos, y por tanto, hasta el doble de caros.

Los aceites líquidos, arroz  y semilla uva :
Para cantidades grandes para uso corporal son sustituibles por aceite de oliva virgen o coco (o ambos), pero el de oliva no me gusta tanto porque me deja más sensación grasienta.

Para uso facial, menos cantidad y mejor inversión, se pueden sustituir también por aceite almendras (para todos) o aguacate (para piel muy seca). 
Si la quieres para uso de noche y/o tienes manchas o piel envejecida, sustituir cierta cantidad por un poco de aceite de rosa mosqueta (es un aceite muy graso) y ya la conviertes en tu aliada nocturna ideal.

Aceites de borago (borraja) y jojoba:
He editado para añadir a la fórmula más aceites "líquidos" (la jojoba es una cera líquida algo más densa que un aceite) porque nos ha llegado el frío y el viento como de repente y prefiero una textura más ligera que un "bálsamo labial". Se había puesto demasiado sólida. 
En mi caso, con cutis graso, estos 2 aceites me irán de perlas también para el rostro.


Textura perfecta. Tras añadir los 2 aceites comentados y el producto ya bien frío horas después.


Podéis ver abajo después de una aplicación, lo increiblemente poco aceitoso que deja la piel a pesar de ser una crema a base de aceites/grasas. Sin agua! Se absorbe muy rápido. 

Recién puesta la crema.

Fijaos que tengo la mano directamente debajo de una bombilla porque hice la foto ya de noche y no se aprecia nada de brillos grasientos. Es porque estos aceites son de los llamados secos. Ya en otra entrada os hablaré de ellos.

Os aseguro que por precaución no lo hago pero casi inmediatamente se podría coger un libro y ponerte a leerlo sin mancharlo. Increiblemente, no mancha, ni por ser aceites ni por su colorido. 

La manteca de cacao,  untuosa, ayudará además a mantener la consistencia del producto.

La cera de abeja: puedes usar cera de soja u otra cera emulsionante (btms, etc) pero la de abeja tiene mogollón de propiedades mejores y de forma más natural. 
También la prefiero porque forma una fina capa inapreciable que protege y te da visión y tacto de piel aterciopelada. No es humectante como la glicerina que capta la humedad del ambiente pero ayuda a mantener el agua de nuestra propia piel evitando su evaporación.
En invierno o si refresca, disminuir cantidad de cera o aumentar cantidad de aceites líquidos.



La vitamina E puede sustituir el Tocoferol C. En este caso no haría falta conservante alguno porque el producto final no contiene agua y sí mucha manteca y aceites de difícil enranciación, o sea, que son los que más tardan en enranciarse. 
Pero yo prefiero poner un poco porque entre que no tengo constancia y que no paro de crear y probar cosas nuevas, a veces los olvido y el tiempo me pasa al galope y cuando los recupero ya han pasado un par de meses o más y ya me da reparo porque sobre todo en tarros donde metemos dedos y tal, siempre se perderá el margen de seguridad inicial. 
Así que cualquiera de estos conservantes actuará de conservante para una despistada como yo y además, de activo antioxidante, o sea, que ayudará a mi piel a no envejecer ;)

La rosa de Damasco en polvo, la puse para darle colorcillo y aroma, y por la capacidad del tarro me pasé con media cucharilla y quedó de color morado. Pero vamos, que no mancha ni colorea la piel. Una pizca puede ser suficiente. Cuesta disolverla a la granuja... pero vale la pena tenerla como aliada. Huele a rosa suave la crema.

Un sustituto para dar aroma y colorcillo puede ser el ae de naranja va bien tanto para grasas como secas y me encanta por su olor y por sus propiedades. 
Pero, si quieres usar la crema para uso de día y más si es para uso facial, puedes sustituir el aceite esencial de naranja que es concentradísimo por polvos de naranja que es naranja seca y por lo tanto, mucho menos concentrada. O puedes obviar este ingrediente. 
Pero que sepas que la naranja aporta luminosidad aparte de ser astringente para pieles grasas.
Si tienes el cutis seco o maduro quizá le vayan mejor los polvos de rosa de Damasco o de hibiscus...


También se puede 1 o 2 gotas de ae de lavanda si quieres algo de perfume aparte de sus buenas propiedades, apto para todo el mundo (nunca he leído si ha habido casos de alérgicos a la lavanda pero tampoco me extrañaría con las alergias en pleno boom). Este ae es el más pluriempleado, si no lo crees, léete ésto:  Aceite esencial de lavanda

Con las fragancias sucede lo mismo, que suelen llevar esencias cítricas o que derivan de frutos y/o plantas cítricas y vete a saber, así que mejor no incluirlas en ningún potingue que quieras destinar a uso facial de día, ni se te ocurra! Toda precaución es poca.   


Claro que si empezamos a sustituir por otros ingredientes, pues el resultado puede no ser el mismo, lógicamente.... pero puede servir o incluso puede mejorarse esta combinación, como podéis ver. Tuneable 100%.

Mi experiencia con ella es que en 1 minuto para las manos ya no hay sensación grasienta. En mis piernas, muy secas, 2 minutos y perfecto, un brillo genial sin sensación grasienta. En mi cutis como es graso, tarda un otro minutito más en absorberse. Pero luego, perfecto!

Lo que me cuesta más es darle consistencia de crema industrial, porque se queda más como un ungüento translúcido que una emulsión suave y blanca... pero supongo que no es lo mismo usar mantecas y ceras que emulsionantes para cremas con las que intento no caer en la tentación.


Se puede apreciar el aspecto translúcido y mientras se enfriaba.

También el karité y la cera de abejas, según la estación en la que estemos se tendrán que ajustar cada vez, pues con frío solidifican (se ponen duras o sólidas) y con el calor se endurecen menos pero tanto uno como la otra suelen formar unos microgránulos que rompen la estética del producto, aunque a la hora de aplicarse no afecta nada porque se funden rápidamente. Mirad foto abajo.




Por ello, lo ideal son otras mantecas como manteca de mango, o de hueso de albaricoque, o manteca de nuez de macadamia, buenísimas todas para pieles maduras y por madurar, la única pega es que, como ya dije, son mucho más caros. Estas mantecas son semisólidas. Por lo tanto, la consistencia crema es más fácil de conseguir.

Ahora mismo, a principio de noviembre que ya empezó a refrescar, la crema que nos ocupa es como un bálsamo labial, parece duro pero es muy fundible. Se funde rapidísimo apenas tocar con el calor de las yemas de los dedos, pero no es cremoso, más bien es como aceitoso. Pero no asustarse.

AVISO
En caso de usar aceite de coco, ajustad los aceites líquidos, aumentadlos un poco, porque es otro que te vuelve loca! Apenas refresca o según donde guardes el tarro, te vuelves loca intentando usarlo si el recipiente donde lo metiste es un dosificador, una botella o un tubo... Solidifica superrápido y aprietas y aprietas... y no sale... jjj...

Si usas emulsionantes, obviamente, este padecer ya te lo evitas. Pero no sé, de momento prefiero atenerme a lo más natural posible.




APLICACIONES:
Por su alto contenido en uva y arroz así como por su contenido en karité que no es comedogénico, esta combinación es ideal como contorno de ojos y bolsas, si tienes... 

Si no le ponemos cítricos ni rosa mosqueta, puede ser nuestra aliada protectora facial de día, ya que como habrás leído en los enlaces, tanto el arroz como la uva (y resabido es que también el karité) tiene sustancias que filtran los rayos solares. Aunque obviamente, si vas a estar como un lagarto expuesta al sol por placer o por trabajo (si eres campesina o agricultora o jardinera) vas a tener que ponerte protector solar sí o sí igualmente. Y de factor bien alto !  ;)

Y ya está. Ha sido un post demasiado largo, pero como siempre, intento daros toda la información posible de lo que yo he aprendido o experimentado para que podáis conseguir vuestro producto más fácilmente y con las menos sorpresas posibles!.

No hay nada peor que llevarse un chasco, aunque de los errores se aprende, sí, pero si eres impaciente, que lo somos todos, mejor ir con la lección lo más aprendida posible. O no?

💗

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, nos anima a seguir el saber que estáis ahí !!! :-)