Traductor

2 de marzo de 2015

Capítulo IV : Bisutería, yoooo?

Nunca hubiera imaginado verme creando bisutería de ningún tipo, nunca mis musos me encendieron la bombillita, y si no es por lo concentrada y absorta en ello que estuve esas semanas, seguiría sin creérmelo... no es por nada, es porque a pesar de ver multitud de estilos en bisutería en las diferentes ferias y tan bonitas y alucinantes incluso, era una cosa que a mi no me llamaba la atención por probar. 

De hecho, voy comprando alguna pieza cada año, que si un collar, que si un par de pulseras, algún anillo que por suerte me cabe.....   pero al igual que los niños a los pocos días ya se van acumulando en un cajón y acabo poniéndome los pendientes de siempre o la pulserita de oro de toda la vida o incluso ni éso.

También es cierto que en verano me apetece más este tipo de ornamentos, en invierno no se lucen tanto e incluso me molestan, por aquello de pañuelos, bufandas, abrigos...

Si le añadimos que soy alérgica a los metales nada nobles.... pues ya ves, y éso también es verdad que abunda.

En la Asociación de artesanos de Benicarló, de la cual formo parte, hay dos compañeros que trabajan creo que es el gres o cerámica, no sé exactamente, pero hacen unas piezas chulísimas. Cada uno con su estilo. También conocí a una chica que hacía virguerías en cerámica, me encantan sus trabajos.
En una futura entrada os dejaré enlaces a los compañeros de la asociación, veréis qué cosas! <3

Sea como fuere, hace semanas, disfrutando de vídeos sobre cosas variopintas de manualidades vi uno que hizo que mi cerebro se iluminara y uno de mis musos me alentara a probar esa técnica que no parecía difícil ni muy costosa adaptándola a piezas más pequeñas como colgantes y tal... y ahí que me puse sin más.

Como fue en una de esas tardes de fin de semana que devoro vídeos y tutoriales, uno tras otro, pues no sé de quién era, simplemente me quedé con la idea y un día que fui de compras, me acordé y busqué el material.

El resultado me fue satisfactorio y creo que pueden gustar esta primavera-verano. 

Me gustaría conocer vuestra opinión  ;)






Tuve que espabilarme, todo era novedoso para mi, pero bueno, me apetecía probar y el estilo me encanta, digamos que va mucho conmigo.  <3




Aunque no se pueden comparar con los trabajos de las tres personas que he mencionado antes, no sé si a estos trabajos se les llamará bisutería pues es pura artesanía, estos colgantes nacen totalmente de mis manos. Quiero decir que no son piezas compradas a las que sólo les pasas un cordón...

Para mí, el término "bisutería" me connota más a las piezas hechas con metales y piedras no nobles. Pero como esta masilla también pretende imitar a la cerámica cocida en hornos especiales, supongo que sí lo es.

De cualquier modo, me encanta el resultado tan rústico, neutro y natural. 



En esta línea pensé en hacer algo más infantil y ya me puse manos a la obra. En próximas entradas mostraré los trabajos terminados. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, nos anima a seguir el saber que estáis ahí !!! :-)